Más de Tarragona

¿Adiós a las mascarillas?

Esta medida podría dejar de ser obligatoria en exteriores en pocos días. Los expertos lo celebran pero piden prudencia, sobre todo cuando es imposible mantener la distancia social

Joan Morales

Whatsapp
La mascarilla podría dejar de ser obligatoria en breve en exteriores. FOTO: a. gonzález

La mascarilla podría dejar de ser obligatoria en breve en exteriores. FOTO: a. gonzález

El uso obligatorio de la mascarilla en espacios exteriores, aunque se pueda mantener la distancia social, podría tener los días contados. El descenso de la incidencia de la Covid-19 en toda España, favorecido por el gran impulso que ha tomado la campaña de vacunación desde hace semanas, han permitido que desde el Ministerio de Sanidad se hayan planteado, por primera vez, relajar el uso de la mascarilla cuando estemos al aire libre, algo que ya podría pasar a finales de este mes o principios de julio, tal y como reconoció el pasado lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. 

El epidemiólogo de cabecera del Gobierno indicó que la mascarilla podría no ser necesaria en lugares abiertos al aire libre, en los que se pueda mantener la distancia, incluso antes de lograr que el 70% de la población esté inmunizada, algo que el Gobierno augura para mediados de agosto. Aunque no solo sería al aire libre: podría plantearse, dijo Simón, en interiores para colectivos que estén completamente vacunados, como las residencias.

«No podemos pasar a dejar de llevarla siempre. Es el peligro que veo»
Joan Inglès. Salut Laboral Hosp. Sant Joan

La noticia de que, un año después, podremos volver a vernos las caras por la calle ha sido recibida con gran alivio por una sociedad desgastada psicológicamente por la pandemia. No obstante, algunas voces lanzan un mensaje de prudencia ante un posible exceso de relajación en un momento en el que, a pesar de los buenos datos, el virus todavía no ha acabado de irse.

Joan Inglès, responsable de la Unitat de Salut Laboral del Hospital Sant Joan de Reus, es partidario de optar por la prudencia. «Tenemos que tener un comportamiento equilibrado. La situación  ha mejorado, con una incidencia más baja, y por lo tanto es un momento para plantear una cierta relajación en algunas de las medidas. Pero eso no quiere decir que tengamos que pasar del todo al nada. Cuando se levantó el toque de queda se produjeron botellones masivos y esto no puede pasar con la mascarilla», advierte este médico.

Preguntado sobre si se puede prescindir de la mascarilla al aire libre o cuando se pueda mantener la distancia social, Inglès lo tiene claro: «Con los datos actuales, sí. Pero eso no quiere decir que pasemos a no llevarla en ningún momento. Es el peligro que le veo. Que no la llevemos en espacios abiertos no significa que no la tengamos que llevar en espacios cerrados, o cuando estamos en un grupo numeroso, aunque sea en la calle. Si esto se respeta me parece perfecto».

«Es la primera medida de la que se puede prescindir con cierta tranquilidad»
Salvador Macip. Investigador

Es por ello que el responsable de la Unitat de Salut Laboral del Sant Joan de Reus recuerda que «la vacuna es eficaz y ha reducido el numero de casos. Ha bajado la incidencia y evita casos graves, pero no garantiza al 100% la no transmisión del virus y la no afectación. Por lo tanto, la relajación completa no es adecuada y sí un cierto grado de relajación».

Una recompensa

Por su parte, Salvador Macip, profesor de la UOC, doctor en genética molecular e investigador, celebra la posibilidad de que la mascarilla deje de ser obligatoria en pocos días. «Llevar mascarilla en el exterior tiene un impacto relativo en evitar contagios. La mayoría de estos se producen en espacios cerrados, con más riesgo cuanta más gente haya y menos ventilados estén», explica este experto.
Para Macip, «al aire libre sólo sería recomendable cuando no se pudiese respetar la distancia de seguridad, algo que fuera de las grandes ciudades no pasa muy a menudo. De hecho, esta recomendación la han seguido desde el principio países como el Reino Unido, que han sido menos estrictos en este sentido».

Por lo tanto, para este experto «es la primera medida de la que se puede prescindir con una cierta tranquilidad, porque su utilidad en la situación actual, con niveles bajos de contagio, es mínima. Además, desde el punto de vista psicológico, también nos conviene una ‘recompensa’, aunque sea pequeña, después de todo este tiempo de privaciones. Y ésta es una buena candidata».

«Hay que ser prudentes y dejar bien claro qué entorno es seguro»
Montse Olona

Montse Olona, profesora de la Facultat de Medicina de Reus (URV) y epidemióloga del Hospital Joan XXIII, también lanza un mensaje de prudencia. «Las previsiones son buenas para plantearse relajar esta medida en el exterior, pero hay que ser prudentes y, sobre todo, dejar bien claro qué es exterior y un entorno seguro para hacerlo. Por eso habrá que contar con otros elementos como el número de personas que hay en ese espacio exterior, qué actividad se está realizando y la vulnerabilidad de estas personas», explica esta epidemióloga.

Olona también advierte de que «no podemos pasar de la nada al todo. Está claro que el uso de la mascarilla en algunos entornos ha venido para quedarse y nos tendremos que acostumbrar a llevar la mascarilla guardada y ponérnosla, por ejemplo, cuando entremos en una tienda».
Esta profesora de la Facultat de Medicina, con las cifras actuales de la incidencia del virus y la previsión de que éstas mejoren gracias a la vacunación, está convencida de que «vamos hacia la relajación de algunas de las medidas restrictivas que teníamos hasta ahora. Estoy segura de que será así. Pero siempre de forma escalonada y prudente».

El criterio de los expertos

La portavoz del gobierno, María Jesús Montero, advirtió el pasado martes que la normativa que obliga al uso de las mascarillas en exteriores sólo será modificada cuando así lo determine «el criterio de los expertos» en función del nivel de inmunización que haya alcanzado la población.

«La normativa sólo se modificará cuando lo determine el criterio de los expertos»
M. Jesús Montero. Portavoz del Gobierno

«Es obvio que al igual que en este momento hay una normativa que obliga a la utilización de la mascarilla en base a un criterio experto, será este mismo criterio experto el que cambie esa regulación para permitir que los ciudadanos puedan ya circular sin tener que hacer uso obligatorio de la mascarilla», explicaba el pasado martes la portavoz del Gobierno central.

Temas

Comentarios

Lea También