Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Afectada por el incendio en La Floresta: 'Pasé mucho miedo. Pensaba que el fuego llegaría hasta mi piso'

Se desconocen las causas y posiblemente no se sabrán, ya que la habitación donde se originó el fuego quedó totalmente destruida
Whatsapp
Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Dolores Sánchez vive en la mista planta que el piso incendiado el pasado lunes en el barrio de La Floresta. Su vivienda está pared con pared con la siniestrada. Ayer, desde la plaza situada delante, miraba cómo había quedado la fachada. La mitad estaba ennegrecida. Dolores, con los ojos tristes, recordaba cómo vivió aquellos momentos de tensión, junto con su marido: «Habíamos cenado y estábamos sentados. Llamaron a la puerta porque había fuego. Luego vino mi yerno y nos sacó de casa». Su hija pudo entrar ayer en la vivienda de su madre. «No hay ningún daño», asegura, pero sí que está todo sucio y con olor a humo. Cuando se le pregunta si pasó miedo, responde rápidamente: «Sí que lo pasé. Pensaba que el fuego llegaría a mi casa». Ella ha sido una de las afectadas que ha pasado la noche en casa de familiares. En concreto, su hija, que vive en un bloque cercano.

Los vecinos que sí pudieron hacer ayer una vida relativamente normal –pero sin gas– son los que residen en la primera y segunda plantas. Una residente en la primera recordaba que a ella le alertaron a través del timbre: «Primero pensaba que eran los niños haciendo gamberradas. Pero ante la insistencia, contesté».

El presidente de la Associació de Veïns de la Floresta, Antoni Peco, señalaba que permanecían todavía ingresadas dos de las siete personas que fueron evacuadas a diferentes hospitales de Tarragona y Reus. Uno de ellos serían un joven del piso siniestrado.

Trece viviendas afectadas

Por lo que respecta a los desalojados –de las plantas tercera a quinta–, tres familias siguen alojadas en hoteles. Los inquilinos de otras diez residen provisionalmente en casa de familiares.

En total fueron trece los pisos afectados de la tercera, cuarta y quinta plantas, más el que está en la segunda, debajo del siniestrado. Se le cayó parte del techo debido a las filtraciones del agua. En un principio la estructura no está dañada.

Por lo que respecta al piso siniestrado, las tres habitaciones y los lavabos quedaron destruidos totalmente; el comedor,en un 80 por ciento, y la cocina, en un 70.

Bankia no responde

El piso donde se originó el incendio es propiedad de Bankia, que lo tiene alquilado a una familia. Ayer, ni el presidente de la comunidad ni el administrador de la finca pudieron ponerse en contacto con algún responsable de la propiedad. «De un sitio les dirigían a otro. No pudieron sacar nada en claro. Nadie ha dado la cara», se lamentaba Antoni Peco. Por el contrario, el perito del seguro que tiene contratado la comunidad de vecinos sí que estuvo en el bloque para valorar los daños. Y es que muchos pisos afectados son ocupados por personas mayores, que no pueden afrontar una limpieza total de sus viviendas.

Por la mañana, personal de la Brigada Municipal entró en el piso quemado para retirar agua acumulada en el suelo para evitar más filtraciones en el piso inferior. Mientras, los bomberos inspeccionaban toda la vivienda.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También