Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Airbnb ofrece más de 300 pisos en Tarragona

Whatsapp
Captura de pantalla de una promoción de Airbnb al entrar a su sección de Tarragona

Captura de pantalla de una promoción de Airbnb al entrar a su sección de Tarragona

Airbnb, la plataforma en el ojo del huracán por brindar buena parte de los pisos turísticos ilegales, ofrece más de 300 alquileres sólo en la ciudad de Tarragona. No todos ellos son viviendas fuera de regulación. Un rastreo por la web permite repasar estos pisos turísticos que proliferan por toda la ciudad. La oferta es variada: de pisos para cuatro huéspedes, a pequeños estudios, o viviendas para que se aloje una única persona. También hay áticos, apartamentos a pie de playa y hasta una habitación doble en una embarcación.

La gama de precios es variable, en función de las prestaciones que se ofrecen. El principal aliciente para el usuario es el económico, ya que alojarse en ese régimen suele resultar más asequible que hacerlo en un hotel, un hostal o una pensión.

En el buscador de la web se pueden rastrear los alquileres en función de si se desea la casa completa o sólo alguna de las habitaciones. La garantía de que estamos ante un alquiler regularizado es que figure en la oferta el número de registro. En lugares como Salou, Cambrils o El Vendrell, municipios con gran potencial turístico, la oferta de Airbnb también es numerosa.

Si en Tarragona las viviendas ilegales con usos turísticos aún no constituyen un problema en serio, en otras ciudades de la Costa Daurada ya han proliferado las quejas vecinales. En Salou o Cambrils hay comunidades de vecinos que han denunciado problemas de convivencia debido al arrendamiento por días tanto en edificios como en urbanizaciones. Ante esas situaciónes, la Associació d’Apartaments Turístics de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre está llevando a cabo una intensa campaña de inspección.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También