Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Albert Abelló: 'Me encantaría hacer una lista unitaria con ERC'

Albert Abelló (1960) concede al 'Diari' la primera entrevista desde que anunciara su intención para ser el candidato de CiU a las municipales del próximo 24 de mayo
Whatsapp
Albert Abelló, ayer por la mañana, en una imagen tomada en la Plaça Imperial Tarraco justo antes de la entrevista que concedió al 'Diari de Tarragona'. Foto: Pere Ferré

Albert Abelló, ayer por la mañana, en una imagen tomada en la Plaça Imperial Tarraco justo antes de la entrevista que concedió al 'Diari de Tarragona'. Foto: Pere Ferré

- ¿Por qué se está planteando ser el alcaldable de CiU?

- Por dos razones. La primera es personal. Tengo el defecto de actuar irracionalmente y de forma temeraria. Y lo cierto es que no me ha ido mal. Sólo lo he hablado con mi mujer, ya que si lo hubiera consultado con amigos seguro que me hubieran dicho que no lo hiciera...

 

- ¿Y la segunda?

- Creo que es un reto ilusionante y no quiero perderme esta oportunidad.

 

- Llegó a mentir en alguna rueda de prensa cuando le preguntaron por este tema...

- (Ríe). Sí, es de las pocas veces que lo he hecho, y me supo muy mal. Era complicado, ya que aún no había tomado ninguna decisión y todo estaba muy verde.

 

- ¿Cuándo se iniciaron los primeros contactos?

- A las personas que estamos en una posición pública se nos tantea de forma habitual. Las conversaciones serias se han producido a lo largo de los últimos tres meses.

 

- ¿Con quién ha hablado de Convergència Democràtica?Josep Rull, Lluís Corominas...

- Sí, evidentemente. Está claro que para poder decidirme debo tener el aval de las personas que están en la dirección del partido.

 

- Pero usted pide el visto bueno de la dirección de Tarragona...

- Sí. Quiero que la gente de Tarragona vea en mi figura una buena posibilidad para lograr un buen resultado y formar un gran equipo de gobierno. Si no lo logro, será muy complicado que me presente.

 

- Victòria Forns ya ha anunciado que no le avalará, que quiere ser alcaldable y que debe decidir la asamblea.

- Y tiene toda la razón. Los militantes son los que deben decidir quien es el mejor candidato.

 

- ¿Seguirá hacia adelante pese a que Forns no le avale?

- Es bueno que la gente pueda escoger. El alcaldable debe contar con el aval del otro candidato. Si es Forns la escogida, la apoyaré.

 

- ¿Podría haber primarias para elegir al alcaldable?

- No me planteo este escenario, pero si deben hacerse no creo que fueran un gran inconveniente. De hecho, sería bueno explicar a la gente del partido cual es el proyecto que presenta cada candidato.

 

- ¿Se llegará hasta este punto?

- Imagino que no será necesario, pero si se llega no me parecería mal.

 

- ¿Cree que la asamblea le escogerá a usted?

- Para los militantes soy un extraño, pero estoy seguro que los afiliados son gente inteligente que saben leer entre líneas y ver que tengo un proyecto ilusionante.

 

- ¿No se habrá tardado mucho en escoger al alcaldable?

- Las circunstancias han sido así. Creo que vendrán cuatro meses muy intensos. Hay tiempo suficiente.


- Las siglas de CiU están en pésimo momento en la ciudad...

- Seguramente. Sé que si soy el candidato me encontraré una situación de pánico nuclear, pero lo cierto es que el resto de siglas de los partidos tradicionales tampoco están en un buen momento.


- ¿Ha hablado recientemente con Jordi Sendra?

- Lo haré en breve. Tengo una gran relación con él. Lleva muchos kilómetros encima.

 

- ¿Cómo valora el trabajo de Victòria Forns?

- Positivamente. Tuvo el handicap de no tener todas las herramientas necesarias al principio. Es honesta, trabajadora y siempre he tenido una buena relación con ella. Y así seguirá.

 

- ¿Usted es el candidato de la cúpula y Forns la de las bases?

- Este es el discurso fácil. No quiero ser el candidato de la cúpula, sino el de Tarragona. Si no es así, no seré el alcaldable.

 

- Pero la dirección le quiere a usted...

- Sí, han puesto a mi disposición unas condiciones muy importantes y generosas.

 

- ¿Qué condiciones son éstas?

- Generar un proyecto muy transversal, abierto y representativo de la sociedad civil. Habrá muchas caras nuevas.

 

- ¿Renovaría a todo el grupo municipal?

- No hay otra solución. Mi grupo municipal estaría formado por personas que nunca antes han estado en política. Será una apuesta rompedora y de riesgo.

 

- ¿De dónde procederían estas incorporaciones?

- De entidades y asociaciones de la ciudad. Quiero que la lista sea lo más representativa posible de la sociedad civil.

 

- Sería toda una revolución...

- Es que esto es lo que pide ahora la ciudadanía. Debe cambiarse la forma de hacer política. Debemos olvidarnos de los sistemas acartonados, estrictos y endogámicos de los partidos. Todo esto, hoy en día, ya no tiene ningún sentido.

 

- ¿Y no contaría con ningún político?

- Respeto mucho el trabajo que han hecho, pero los tiempos han cambiado. Es necesario que venga gente nueva, que en ningún caso vea la política como una forma de vida.

 

- ¿Qué características busca en las personas que formarían parte de su candidatura?

- Quiero a gente competente, profesional, preparada, que no hayan realizado ningún tipo de actividad política y que representen sectores como el cultural, comercial o económico de la ciudad.

 

- ¿Tiene ya los nombres que quiere en la cabeza?

- Sí, pero no hablaré con ellos hasta saber si soy el alcaldable.

 

- ¿Podría ser, por ejemplo, que los diez primeros de la lista fueran independientes?

- ¿Por qué no?

 

- ¿La dirección le ha dado carta blanca para hacer la candidatura que usted quiera?

- ¡Es que esto debe ser así! Otra cosa es que dentro del partido o de Unió haya gente que pueda encajar en el proyecto.

 

- Pero el acuerdo de federación con Unió Democràtica establece que el socio de federación tiene el ‘2’, el ‘5’ y el ‘9’...

- Ya hablaríamos de ello. En cualquier caso, estas personas de Unió deberán tener el perfil que buscamos, que puedan aportar cosas y que no hayan estado nunca en política.


- O sea, que Unió podría aportar gente, siempre que fuera independiente...

- Sí. Seguro que encontraremos gente y lograremos alejarnos del sistema tradicional de configuración de las listas.

 

- ¿Podría renegociarse el acuerdo con Unió Democràtica?

- Hay unas cuotas prefijadas, pero tengo claro que no tiraré hacia adelante un proyecto cargado de hipotecas ni de pasivos. Si es así, yo no entraré.

 

- Unió dice que sólo renunciará al cabeza de lista si la candidata es Victòria Forns.

- Es natural, deben defender su posición. Hablaremos y a ver que pasa. Seguro que encontraremos fórmulas de encaje.

 

- ¿Su lista significaría dejar las siglas a parte y centrarse en una ‘candidatura de ciudad’?

- Sí. Sería una llista de país, al estilo de lo que propuso el President Artur Mas. Habría tanto gente del ‘Sí-Sí’ como del ‘Sí-No’.

 

- La lista que proponía Mas incluía a ERC...

- ¿Y por qué no puede hablarse con ellos?

 

- ¿No descarta una lista unitaria con ERC?

- No. Si ellos quisieran, yo estaría encantado. Estoy seguro que estaríamos muy cómodos.

 

- Parece difícil...

- Sí, pero si pudiéramos atraer a las 23.000 personas que votaron el 9N...

 

- ¿Han hablado ya?

- No, primero quiero ser escogido como candidato.

 

- ¿Y si no le dejan llevar a cabo toda esta revolución?

- Pues no pasaría nada, yo no me presentaría.

 

- Usted vería su paso por el Saló de Plens como una etapa temporal?

- Sí. Tengo 54 años y ninguna necesidad de entrar en este mundo. Contemplo estar ocho años como máximo, como habré estado en la Cambra.

 

- ¿Se afiliaría si fuera proclamado alcaldable?

- En principio, no. Pero no lo descarto para más adelante.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También