Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Albert Abelló dice ahora que sí apoya los Juegos Mediterráneos

Tras haberse mostrado escéptico y sembrado dudas durante los meses de campaña y precampaña, el líder de CiU llama a la unidad
Whatsapp
Albert Abelló, junto con sus dos compañeros de grupo, Cristina Guzmán y Josep Maria Prats, ayer. Foto: CEDIDA

Albert Abelló, junto con sus dos compañeros de grupo, Cristina Guzmán y Josep Maria Prats, ayer. Foto: CEDIDA

El portavoz del grupo municipal de CiUen el Ayuntamiento, Albert Abelló, mostró ayer su «pleno apoyo» a la realización de los Juegos Mediterráneos de 2017 en Tarragona y reclamó al alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, «que no se arrugue y se ponga las pilas para que el acontecimiento se lleve a cabo y sea un éxito».

Abelló admitió que su formación «fue la primera», en febrero, en cuestionar los Juegos. «Teníamos dudas sobre solvencia económica, sobre calendario de ejecución de las obras y sobre los beneficios que aportarían a la ciudad. Y hemos visto que el tiempo nos ha dado la razón, pero aun así siempre hemos dado nuestro apoyo al acontecimiento».

«Ahora, una vez recibida y analizada toda la información, vemos que no hay marcha atrás, que estamos en un viaje sin retorno», añadió el líder local de los convergentes, quien además señaló que dar marcha atrás y renunciar a los Juegos supondría «tirar por los suelos la reputación de la ciudad», que «sufriría una gran pérdida de credibilidad, al margen de tener que hacer frente a numerosas y elevadas indemnizaciones y penalizaciones». Por todo ello, en el pleno monográfico sobre los Juegos del próximo 4 de septiembre, CiU dará su apoyo a la cita. «Ahora no podemos fallar y pedimos a Ballesteros que no dude y que haga su trabajo».

Abelló concluyó con una chocante sentencia, teniendo en cuenta sus declaraciones de los últimos meses: «Es una cuestión de ciudad y debemos ir a una. No se tiene que convertir en una ocasión para desgastar al equipo de gobierno. La imagen de una ciudad coherente y compacta también ayudará y mucho a encontrar los apoyos económicos necesarios».

Las declaraciones de apoyo incondicional y llamada a la unidad de Abelló son sorprendentes porque, si bien nunca afirmó taxativamente que fuera partidario de renunciar a ellos, sí fue el primero en sembrar dudas sobre ellos e incluso dejó claro que ésa –renunciar– sería su opción si no quedaba demostrada la viabilidad del acontecimiento. «No tengo claro qué beneficio reportarán a la ciudad los Juegos», decía Albert Abelló el pasado mes de febrero.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También