Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Albert Pons: 'Unificaremos las listas de espera'

Entrevista al director del GiPSS y coordinador de los planes funcionales de Tarragona
Whatsapp
Albert Pons en su despacho en el Centre Sociosanitari Francolí.  Foto: Pere Ferré

Albert Pons en su despacho en el Centre Sociosanitari Francolí. Foto: Pere Ferré

- ¿Estos planes funcionales son el primer paso hacia un consorcio sanitario como el que ha levantado tantas protestas en Lleida?

- Las integraciones se pueden implantar a tres niveles. El nivel más claro es ir a un hospital único donde todos trabajan juntos. Eso no está planteado ahora ni en Lleida, ni en Girona ni aquí. Un segundo nivel es el de Lleida, que es crear una estructura jurídica sobre la cual se van integrando los distintos proveedores.

 

- Entiendo, pues, que el tercer nivel es el de Tarragona.

-El planteamiento aquí lo están liderando los propios profesionales. Vamos a ver cómo podemos, a través de la coordinación, homogeneizar nuestras prácticas. La idea es mejorar la calidad asistencial y, si evitamos duplicidades, hacemos más sostenible el sistema.

 

- ¿En qué punto estamos?

- Hemos comenzado a hacer sesiones clínicas conjuntas, a revisar protocolos de enfermedades prevalentes en nuestro territorio y a analizar las competencias profesionales para configurar grupos de expertos para atender patologías concretas.

 

- ¿Acabarán fusionándose unidades y trabajando en un solo hospital?

-No, eso será difícil. Lo que sí se puede hacer es reordenar la cartera de servicios.

 

- ¿Cómo lo llevan los profesionales?

-Percibo un alto nivel de compromiso y de implicación... Evidentemente, de todo hay en la viña del señor, pero el primer imput es positivo.

 

- ¿Cómo se eligieron los coordinadores de los grupos?

-En base al prestigio profesional. Las personas que hemos puesto delante de cada una de estas unidades tienen un nombramiento por tres años que es renovable o revocable después de este período. La propuesta se ha consensuado con las direcciones de los centros.

 

- ¿De verdad no cobran?

-No, no cobran nada por esta tarea. Todos ya tienen un nivel de responsabilidad en sus organizaciones y la mayoría tiene vinculación con la universidad... No sé si en el futuro nos veamos capaces de buscar alguna retribución, pero por ahora el dinero es el que hay.

 

- ¿En conjunto, de quién dependen los profesionales?

- Seguirán vinculados a la misma empresa que les ha contratado, sus nóminas, derechos, obligaciones... Y hay que aclarar que el objetivo no es reducir personal. Si dejamos de duplicar tareas podremos dedicar gente a hacer mejor las cosas o a hacer cosas nuevas.

 

- Pero llegará un momento en que habrá dos profesionales haciendo lo mismo contratados por distintas empresas y con distintas condiciones laborales. ¿No les preocupa?

-Sí que nos preocupa y lo ideal sería intentar homogeneizar todos los aspectos de derechos y deberes, pero en este momento no lo hemos detectado como un inconveniente.

 

- ¿La coordinación es sólo a nivel de hospitales?

-No, nos coordinamos a todos los niveles y con el SEM. Por ejemplo, en este momento para trasladar a Joan XXIIIun bebé que nace en Santa Tecla hay que llamar a una ambulancia que está en Barcelona, que viene con un neonatólogo y que en la inmensa mayoría de casos se vuelve con el niño a Barcelona. Contando aquí con el transporte necesario, lo que ahora requiere al menos dos horas de traslado se solucionaría en media hora. El SEM está finalizando un concurso y se prevé la posibilidad de tener este año aquí este transporte.

 

- Ha explicado que con estos planes de colaboración se reabrirá la UCI pediátrica del Joan XXIII.

-Sí. La pretensión es que de cara a 2016 podamos tener una unidad de para dar respuesta a los problemas prevalentes. Ahora tenemos unos 400 traslados cada año en la provincia.

 

-Dígame más hechos constatables para los ciudadanos.

-En urología estamos evaluando incorporar la litotricia, que es una técnica para la ruptura de cálculos renales para la cual se deriva a Barcelona a unos 400 enfermos al año que hacen una media de dos sesiones. Si vemos la manera de pagar esta máquina entre los tres proveedores es muy probable que este año podamos disponer de ella en Tarragona.

 

-¿Habrá más unidades funcionales?

-Están concretándose endocrinología y nutrición, cardiología y digestivo. En los próximos meses abordaremos oftalmología, otorrinolaringología, dermatología, neurología y oncología.... También estamos trabajando en la unificación de las listas de espera quirúrgica. La ideas es que si dos personas viven en Tarragonauna no tenga, porque depende de un hospital, quince días de lista de espera y otra tenga ocho meses... Nos parecía prioritario. En este caso trabajamos únicamente en el marco del convenio Tarragonès y Baix Penedès.

 

-Uno de los proveedores del convenio es privado. Esto ha suscitado muchas críticas.

-Los tres proveedores, tengan titularidad pública o privada, forman parte del sistema catalán de salud. Luego, por lo que yo sé, los estatutos de la Tecla definen claramente que no tiene finalidad lucrativa. Es difícil que haya beneficios en el sistema sanitario, pero si existieran se tienen que reinvertir en los fines de esa empresa, que son sanitarios y sociales.

 

-Se teme que se termine favoreciendo a Santa Tecla.

-Una de las características que define el convenio es la transparencia. El régimen de control que tiene ICS o GiPPS está marcado por ley y como la Tecla presta un servicio público está también sometida a auditorías que exige el propio departamento para controlar aquellas organizaciones a las cuales contrata... El gobierno tiene que poner los mecanismos para garantizar que las cosas se hacen e acuerdo a la ley.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También