Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alcaldes y sociedad civil ya dibujan la futura Regió

El sector económico, social y empresarial ha mantenido esta semana las primeras reuniones con la URV y la Diputació de Tarragona para adaptar la demarcación al modelo europeo

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del encuentro que organizaron URV y Diputació el pasado martes en el Convent de les Arts d’Alcover.

Imagen del encuentro que organizaron URV y Diputació el pasado martes en el Convent de les Arts d’Alcover.

El tejido económico, social, político y empresarial de la demarcación de Tarragona ve con buenos ojos la idea de potenciar el poder territorial para que las diez comarcas de la provincia se doten de más competencias para planificar y desarrollar sus estrategias de futuro. Esta es la principal conclusión que se extrae de las primeras jornadas de trabajo que se han llevado a cabo esta semana en Alcover y Tortosa, y que han servido como de punto de partida para las necesarias conversaciones entre la administración pública y el sector privado para trazar el primer esbozo del ambicioso objetivo que se han planteado la Universitat Rovira i Virgili (URV) y la Diputació de Tarragona: que la actual provincia se convierta en una Regió del Coneixement, al estilo de lo que ya se ha puesto en práctica en países de la Unión Europea, como por ejemplo Trentino (Italia) o Tampere (Finlandia).  

Uno de los asistentes al encuentro que se organizó el martes en el municipio del Alt Camp fue el gerente de la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT), Juan Pedro Díaz. «Valoramos muy positivamente el proyecto. Una gestión territorial más próxima resultará más eficiente y sabrá adaptarse de forma más precisa y rápida las necesidades y potencialidades del territorio» afirma Díaz, quien añade que «la reunión resultó, sobre todo, productiva. Representantes diversos de los ámbitos político, económico, educativo y social pudimos intercambiar impresiones y plantear preguntas, y se realizaron aportaciones interesantes» recalcó.

En la misma linea se expresa la presidenta de la Cambra de Comerç de Tarragona, Laura Roigé, quien indica que el encuentro sirve para «avanzar hacia fórmulas de consenso que permitan aprovechar todas las potencialidades que tenemos». Roigé considera, además, que «las políticas europeas exigen respuestas diferentes en planificación y desarrollo».  

Desde Reus, fuentes de la Cambra recalcan que la sesión «es una interesante declaración de intenciones», mientras que el presidente de la Cambra de Valls, Marcel·lí Morera, cree que «es una idea a tener muy en cuenta, que debe avanzar en base al consenso y de la mano de una universidad potente como es la URV».  

También en el sector empresarial, desde la Pimec se valora como de «muy apoyable» la iniciativa, según indica su secretario territorial en Tarragona, Ramon Salvans. El represennte de los pequeños y medianos negocios sostiene que el objetivo de la reordenación territorial «es generar empleo y crecimiento económico», a la vez que valora el hecho de que «se priorice la opinión de los agentes sociales y económicos del territorio». 

Entre la sociedad civil, el secretario general de la UGT en Tarragona, Joan Llort, considera que «se trata de un proyecto a largo plazo, del que ya está bien que se empiece a hablar», ya que «la idea es buena y muy interesante». Pese a ello, el representante sindical tiene claro que «todo dependerá de la financiación que se otorgue  al nuevo organismo».  

Para cerrar el sector productivo, el presidente de la Confederació Empresarial de la Província de Tarragona (Cepta), Josep Antoni Belmonte, remarca que, pese a que no pudo acudir al encuentro, «es una apuesta valiente, que debe seguir estudiándose para lograr algo tan importante como tener más políticas de planificación».  

«Explicar bien la iniciativa»

Entre los representantes de los partidos políticos y de las administraciones públicas –que ya llevan meses trabajando en la iniciativa–, el alcalde de Tarragona –Josep Fèlix Ballesteros (PSC)–asegura que «ahora entramos en la fase mas enriquecedora» como es el contacto con la sociedad civil. «Estamos aún en la parte de definir el fondo, luego ya tocará especificar la forma. Nos encontramos en un camino que ya no tiene marcha atrás» recalca. 

Por su parte, el concejal de Urbanisme i Promoció Econòmica del Ayuntamiento de Reus, Marc Arza, valora que el proyecto para que Tarragona sea una Regió del Coneixement es «complejo e ilusionante», ya que «entre todos debemos esforzarnos por explicarlo bien», por lo que considera que actos como el del pasado martes en Alcover «ayudan a tejer alianzas que lo hagan real y viable». 

Desde el Parlament, la diputada Teresa Pallarès (Junts per Catalunya) cree que «es clave la implicación del sector económico», en un proyecto que define como «pionero e innovador, que será necesario que pueda ser replicado en el resto de Catalunya» para que pueda ser una realidad. En la misma linea se expresa Yolanda López, de Catalunya en Comú–Podem, quien remarca que «nos parece una buena iniciativa y creemos que politicas basadas en el conocimiento y la innovación es uno de los caminos a seguir  para potenciar el desarrollo económico de nuestra provincia»

Finalmente, el diputado provincial de ERC Pau Ricomà reivindica que «el conocimiento es el gran motor de la prosperidad del siglo XXI», a la vez que advierte de que «su efectividad tendrá mucho que ver con el hecho de que el territorio sume esfuerzos».

Temas

Comentarios

Lea También