Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alejandro Fernández: 'C´s se disparó por el caso Rato'

Entrevista al alcaldable del PP en Tarragona en las elecciones del pasado domingo
Whatsapp
El líder del PP, Alejandro Fernández, ayer por la tarde en la Rambla Nova antes de la entrevista que concedió al ´Diari´. Foto: Lluís Milián

El líder del PP, Alejandro Fernández, ayer por la tarde en la Rambla Nova antes de la entrevista que concedió al ´Diari´. Foto: Lluís Milián

- ¿Qué valoración hace de los resultados del pasado domingo?

- Son malos y decepcionantes. Lo que hay que volver a hacer es construir un proyecto para ser alternativa, con capacidad de ganar como estuvimos a punto de hacerlo en 2011, sabiendo que, dentro de lo malo, hemos vuelto a los niveles de 2007, cuando CiU tenía 8 y el PSC, 13. Esto demuestra la solidez de nuestro proyecto. Esta es la única lectura positiva, pero también se debe hacer.

 

- ¿Qué cree que ha pasado para explicar este descenso de siete a cuatro concejales?

- Hay muchas variables, pero está claro que ha habido un claro trasvase de votos hacia Ciudadanos, que ha sido la forma de castigar a la sigla PP.

 

- La marca PP se encuentra en un mal momento...

- Ya lo sabíamos, básicamente por la crisis económica, la corrupción y lo que todo el mundo sabe.

 

- Encima les estalló el caso Rato en medio de la campaña.

- El caso Rato es un punto de inflexión clarísimo en la intención de voto. Ciudadanos se dispara inmediatamente después de la detención de Rodrigo Rato. Hasta entonces estaban entre 0 y 1 edil, pero en ese momento perdimos entre un 10 y un 15% de votos hacia ellos.

 

- Después de los resultados de 2011... ¿Las expectativas eran demasiado elevadas?

- Nuestros datos hasta la detención de Rodrigo Rato nos indicaban que éramos la gran alternativa en solitario al socialismo. Nuestra aspiración era hacer algo parecido a lo que ya logramos en 2011. De hecho, entre Ciudadanos y nosotros sumamos ocho ediles, uno más que entonces.

 

- ¿Cree que se ha votado en clave nacional?

- Se ve muy claramente en la distribución de voto. En el centro hemos aguantado, pero en los barrios de Ponent hemos perdido apoyos en favor de partidos de los que prácticamente no se conocían ni sus candidatos ni su programa. Las siglas han marcado.

 

- A nivel personal los resultados son un mazazo en sus aspiraciones para lograr ser alcalde...

- Las personas que admiro –sean intelectuales, políticos o deportistas– han alternado en su vida el fracaso y el éxito. H asta ahora había vivido las mieles.

 

- Lo que importa no son las veces que uno se cae sino las que uno se levanta...

- Evidentemente. Ahora me toca administrar la derrota con prudencia, humildad y toda la sabiduría que sea posible.

 

- ¿Han pagado haber permitido que Ballesteros (PSC) fuera alcalde en 2011?

- A toro pasado es fácil decirlo, pero tampoco era muy responsable paralizar los presupuestos durante cuatro años.

 

- ¿Actuar con responsabilidad les ha castigado electoralmente?

- No lo sé, es posible. Pero si es así, no me importaría. El escenario después del no pacto con CiU era muy envenenado. Si no se hacía la moción de censura, debíamos llegar a acuerdos para evitar el hundimiento y la quiebra del Consistorio.

 

- ¿Hubiera cambiado mucho el panorama con una posible moción de censura?

- Cuando Oriol Pujol rompió el acuerdo con CiU también se rompió esta posibilidad. Hemos priorizado el bien de la ciudad. Y no lo lamento.

 

- Siguen a cinco ediles del más votado.

- No quiero maquillar que ha sido un resultado muy malo, pero en el escenario postBallesteros todo será posible.

 

- ¿Qué cambiaría de la campaña?

- La autocrítica hay que hacerla internamente. A perro flaco todo son pulgas. Estoy satisfecho de la campaña, quien sabe si nos ha ayudado a frenar una caída mayor que sí que hemos sufrido en otras localidades. En esta ocasión hemos tenido castigo oculto en las ciudades de más de 70.000 habitantes.

 

- ¿Los resultados demuestran que el discurso yihadista no ha calado en Tarragona?

- Este no era el elemento fundamental de la campaña, sino que los era el proyecto de transformación de ciudad. A mi me sigue preocupando mucho la oferta comercial de Tarragona, los fraudes en las ayudas socialesy que en los barrios haya pisos patera.

 

- ¿Estará en la oposición?

- Sí claro, durante los cuatro años.

 

- ¿Se ha planteado dejarlo?

- No. Todas las personas que admiro han gestionado los malos momentos con valentía.

 

- ¿Le ha perjudicado estar tres días a la semana en Madrid?

- No, por ejemplo Joan Miquel Nadal estuvo mucho más tiempo allí que yo. Tarragona necesita políticos en Madrid y Barcelona.

 

- ¿Negociará con Ballesteros entrar en el gobierno?

- Los tarraconenses nos han pedido que estemos en la oposición. Daremos un paso hacia atrás para poder dar dos o tres hacia adelante.

 

- ¿La gran ocasión será en 2019?

- Si en dos meses ha cambiado el escenario por la detención de Rato, imagínese hacer predicciones para entonces...

 

- Usted en 2019 llevará 16 años de concejal. ¿Será el alcaldable del PP?

- Vaya usted a saber. Nunca se sabe. Ballesteros necesitó 24 años para lograr la alcaldía... No sé que estaré haciendo dentro de cuatro años.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También