Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alrededor de 50 afectados llevan a la Autoescola Europa a los tribunales

Una veintena de alumnos se manifestó ayer para reclamar una solución. Acusan a la empresa de estafa y reclaman su dinero

Francisco Montoya

Whatsapp
Una veintena de afectados se manifestó ayer por Tarragona para reclamar una solución. Foto: Pere Ferré

Una veintena de afectados se manifestó ayer por Tarragona para reclamar una solución. Foto: Pere Ferré

Una cincuentena de afectados –del total de cerca de 300– han decidido llevar a la Autoescola Europa a los tribunales después de que, casi un mes después, la empresa no les haya ofrecido las alternativas prometidas cuando cerró puertas repentinamente. «Aquel mismo día ya vinimos a protestar y nos dijeron que en un plazo de seis días nos derivarían a otras autoescuelas de acogida, pero hace casi un mes y seguimos sin noticias. Es más, ya no nos cogen ni el teléfono y queremos recuperar nuestro dinero», explicó ayer uno de los portavoces de los afectados, Keiron Stonem.

Una veintena de afectados se manifestó ayer por la tarde para protestar por su situación y «para evitar que el tema caiga en el olvido». Partieron de la puerta de la autoescuela –en cuya persiana siguen colgando decenas de mensajes y carteles de protesta–, en Sant Antoni Maria Claret, y recorrieron Estanislau Figueras, Plaça Imperial Tarraco y Rambla Nova. «No podemos esperar más. No recibimos ninguna respuesta, los propietarios no nos contestan, no quieren dar la cara. Está claro que hemos perdido nuestro dinero, y lo que nos importa es recuperarlo y con una indemnización. No vemos que se avance, no obtenemos respuesta, y el objetivo de la manifestación es que la gente no lo olvide», exponía el otro portavoz de los afectados, Maksym Osmachko.

‘Miedo a denunciar’

Al margen de la manifestación, la principal vía de lucha de los afectados ha pasado a ser la judicial, si bien sólo una sexta parte de ellos (50 sobre 300) la va a explorar:«Hay muchos que tienen dudas, que les da miedo porque piensan que si denuncian no recuperarán su dinero, pero en realidad es todo lo contrario», afirma Osmachko, y añade: «La forma de recuperarlo es precisamente denunciar. No nos importa el tiempo que tardemos;conseguiremos lo nuestro. Porque nos llegan noticias de que tienen otros negocios, de que todo es oculto, de que cobraban en negro para no pagar impuestos... Son unos estafadores». En este sentido, asegura que «el mismo día del cierre, por la mañana, aún estaban cogiendo a nuevos alumnos y cobrando en negro». «Eso es lo que no se puede tolerar. Cobrar por la mañana sabiendo que por la tarde vas a cerrar la persiana», lamentan. De ahí que hayan decidido iniciar acciones legales por la vía penal, acusando a la autoescuela de un delito de estafa.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También