Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Amancio Ortega renueva la tecnología de ocho hospitales de Tarragona

La fundación del dueño de Inditex donará hasta final de año nueve aparatos para el cáncer valorados en cuatro millones que se repartirán por toda la provincia

Raúl Cosano

Whatsapp
El acelerador lineal de Jesús (Tortosa) será sustituido. Foto: Joan Revillas

El acelerador lineal de Jesús (Tortosa) será sustituido. Foto: Joan Revillas

Ocho hospitales tarraconenses recibirán de aquí a final de año los equipamientos donados por la Fundación Amancio Ortega, de Inditex, a partir de su acuerdo con el Departament de Salut. El objetivo es mejorar el material tecnológico para la detección y el tratamiento del cáncer. Centros del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre esperan la llegada inminente de estos aparatos nuevos que van a sustituir a los antiguos, en muchos casos obsoletos. El Hospital de Santa Tecla, por ejemplo, espera en septiembre recibir dos mamógrafos digitales, uno de ellos con tomosíntesis, que costarán ambos 454.000 euros. 

Las donaciones de Amancio Ortega dividen a la sanidad de Tarragona

No hay consenso a la hora de posicionarse sobre la conveniencia de las donaciones de la Fundación Inditex a la sanidad pública. En Tarragona hay diversidad de opiniones entre el colectivo médico, las ligas contras el cáncer o los sindicatos, aunque bajo la controversia y el debate subyace una idea común: la tecnología donada puede verse con buenos ojos pero no es ni mucho menos la situación ideal.

El resto irán incorporando el material progresivamente hasta final de año, concretándose así una iniciativa en los últimos días envuelta en polémica y en un debate: ¿debe la sanidad pública aceptar donaciones privadas? Más allá de la controversia, el hombre más rico de España renovará una tecnología clave que ha quedado desfasada. El Hospital Joan XXIII recibirá un mamógrafo digital que destinará al Institut de Diagnòstic per la Imatge (IDI), con un valor de 330.000 euros.

El Sant Joan tiene asignado otro mamógrafo valorado en 284.000 euros, aunque irá destinado al Hospital Lleuger de Cambrils. El Hospital del Vendrell recibirá un mamógrafo valorado en 170.000 euros. A eso se añadirán tres más que irán a las Terres de l’Ebre: al Verge de la Cinta de Tortosa (en concreto, a su Institut de Diagnòstic de la Imatge), al Hospital Comarcal d’Amposta y al de Móra d’Ebre, con costes de entre 170.000 y los 330.000 euros. En total, serán ocho mamógrafos. 

Sin embargo, la joya de la corona está prevista para el año 2020. Se trata de un acelerador lineal de radioterapia, con un coste de dos millones de euros, para la Santa Creu de Tortosa. El servicio de radioterapia, actualmente ubicado en el sociosanitario de la Santa Creu de Jesús, se trasladará al Verge de la Cinta. Irá en un edificio que se construirá al lado del hospital tortosino. En global, la cifra de la donación en la provincia roza los cuatro millones. 

En Catalunya, de los 47 millones de euros que da la Fundación, 37 se destinarán a la renovación de 18 equipamientos de radioterapia, aceleradores lineales, lo que permitirá sustituir todos los aparatos que tienen más de ocho años de antigüedad. Eso implica que se cambiarán más de la mitad de los aceleradores lineales instalados en Catalunya. El propio Departament de Salut, en el protocolo de intenciones del acuerdo con la Fundación, plantea la necesidad de suplir «aquellos equipos que superen los diez años de antigüedad». Ahí entra el acelerador de Jesús, en Tortosa, inaugurado en 2008 y cuya sustitución, que se prevé culminar el próximo año, está ya en trámite. 

El resto de la partida –9,84 millones de euros– servirá para renovar equipamientos de tecnología para el cribado y el diagnóstico del cáncer de mama de última generación. Concretamente se sustituirán en Catalunya un total de 43 mamógrafos, lo que permitirá que no quede ninguno analógico. Además, los ubicados en hospitales de referencia –como Santa Tecla, Joan XXIII o Verge de la Cinta– incorporarán tomosíntesis, las mamografías en 3D.

Salut reconoce la necesidad de disponer de equipamientos nuevos para el aumento estimado de los casos de cáncer: «Si se analiza el número de casos esperables para el año 2025 se prevé un incremento de casos futuros significativos del 25-30%». El Departament sostiene que «es preciso tener equipamientos para 16.200 pacientes nuevos». 

Controvertidas donaciones

Ocho hospitales públicos de Tarragona se beneficiarán de las donaciones de la Fundación Amancio Ortega, que llegarán en forma de diferentes equipamientos para prevenir y tratar el cáncer.

Temas

Comentarios

Lea También