Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Anulada una condena por agredir a tres mossos porque ha prescrito

El juzgado tardó más de seis meses en celebrar un segundo juicio después de que la Audiencia Provincial anulara el primero
Whatsapp

Un hombre que inicialmente había sido condenado a pagar una multa de 135 euros y una indemnización de 990 euros por una falta contra el orden público ha visto ahora como la Audiencia Provincial de Tarragona anulaba la sentencia del Juzgado de Instrucción número 1 al considerar que los hechos han prescrito. De esta manera, los mossos d’esquadra que resultaron lesionados, si quieren cobrar una indemnización por las lesiones recibidas, tendrán que recurrir a la vía civil.

El 16 de enero de este año, el Juzgado de Instrucción emitía su sentencia sobre unos hechos ocurridos sobre las dos y media de la tarde del 13 de febrero de 2013. Inicialmente, el juez consideró probado que dos patrullas de los Mossos d’Esquadra –cuatro agentes en total– se personaron en un domicilio situado en la calle Lleó de Tarragona ya que una llamada telefónica había alertado de que se estaba produciendo una pelea entre un hombre y una mujer, que se encontraban conviviendo juntos.

Al legar a la vivienda se encontraron con una mujer con erosiones en brazos y pecho. Indicó que el ahora absuelto, de 38 años, la había intentado agredir sexualmente.

Ante dichas afirmaciones, los agentes se dispusieron a detener al denunciado. Una vez le leyeron sus derechos, manifestó su negativa a acompañar a los agentes. Ofreció una fuerte resistencia a que le pusieran las esposas y lanzó golpes al aire con las piernas y los brazos, según dictaba la sentencia inicial.

Al ver que el denunciado persistía en dicha actitud, los agentes trataron de reducirle. En el momento en que lo estaban haciendo, tanto él como los mossos cayeron encima del sofá que había en la vivienda. Tres de los agentes resultaron heridos y se le sido la baja laboral. Los tres reclamaron una indemnizaciones por las lesiones.

En el escrito de apelación, el procesado alegó la prescripción de los hechos así como que su no comparecencia a juicio podría ser determinante para la identificación de él como el autor de los hechos.

L a Audiencia dice que tras una primera sentencia inicial, el 2 de julio de 2014 se declaró su nulidad y se ordenaba un nuevo juicio. Éste se celebró el 14 de enero de este año. El plazo es superior a los seis meses que marca la ley.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También