Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aprender a comer cacao con conciencia

CrónicaTaller. La cooperativa Alternativa 3 explicó los objetivos del comercio justo y realizó una cata para demostrar sus diferencias

LAURA ROVIRA

Whatsapp
Un detalle del taller de cacao que tuvo lugar en el Espai Jove Kesse de Tarragona. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Un detalle del taller de cacao que tuvo lugar en el Espai Jove Kesse de Tarragona. FOTO: FABIÁN ACIDRES

L’Espai Jove Kesse de Tarragona despidió la programación del Casal x Nadal con una jornada repleta de diferentes actividades entre las que destacó un taller práctico para ver al chocolate de una forma diferente al entender su origen y también el proceso del cacao.

«El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer el comercio justo en productos que trabajen con cacao y compararlo con la forma de proceder de las grandes empresas», explicaba Laura, la encargada de impartir este taller y miembro de Alternativa 3, una cooperativa de Terrassa que fabrica café, azúcar y cacao de comercio justo y que también intentan distribuir una nueva conciencia con la realización de actividades como esta por toda Catalunya.

El taller consistió en tres partes que pretendían hacer que los asistentes recorrieran un camino de aprendizaje para poder comprender de verdad la importancia de este tipo de comercio justo. «La mayoría de personas no tienen ni idea de lo que significan este tipo de alternativas en la producción como tampoco son conscientes de todos los aspectos negativos que hay detrás de una de las tabletas de chocolate más famosas y que la mayoría consumen», comentaba Laura.

Un proceso de concienciación

En primer lugar y con la ayuda de un proyector, Laura explicó el origen, historia y propiedades de la planta del cacao, una información que sorprendió a algunos de los asistentes y que generó alguna pregunta.

Después, llegaba la introducción al concepto del comercio justo cuando Laura preguntó a los participantes del taller qué tipo de cacao o chocolate consumían y cuál era su favorito. Todas las respuestas se relacionaban con marcas muy conocidas y que estaban al otro lado de la justicia que defienden cooperativas como Alternativa 3.

Las razones y sus diferencias se explicaron a continuación: salarios y condiciones justos para los trabajadores, equidad de género y participación democrática. Estos eran algunos de los puntos por los que el comercio justo lucha y que la mayoría de las empresas fabricantes no cumplen. «Si a los cultivadores de Nestlé de la Costa de Marfil les pagaran 10 veces más, llegarían al nivel de pobreza extrema» o «284.000 menores de edad están trabajando en África, muchos de ellos como esclavos». Estas fueron algunas de las frases que dijo Laura que más impactaron a los asistentes y que resumían la necesidad y el valor de este tipo de talleres.

La última parte fue la más divertida. Se realizó una pequeña cata en la que se degustaron dos tipos de cacao en polvo, dos azúcares diferentes y dos tabletas de chocolate distintas. La amargor y la intensidad de un cacao más puro y sin añadidos de comercio justo fue un sabor que sorprendió a los asistentes acostumbradas a un tipo de chocolate que después de este taller, se replantearon volver a comprar.

Comentarios

Lea También