Ara Malikian: «Está siendo un verano muy inspirador para mÍ»

Íntimo. El violinista repite por tercer año consecutivo en Tarragona, esta vez, con un show más cercano. Asegura que el público de esta ciudad tiene la llave para que un concierto sea mágico

ÒSCAR LASCORZ

Whatsapp
Ara Malikian se subirá al escenario del Auditori del Camp de Mart este lunes a las 21.30 h. FOTO: ANTON CORBIJN

Ara Malikian se subirá al escenario del Auditori del Camp de Mart este lunes a las 21.30 h. FOTO: ANTON CORBIJN

Ara Malikian (Beirut, 1968) y su inseparable violín vuelven a Tarragona apenas ocho meses después de que presentara en el Tarraco Arena Plaça su último trabajo Royal Garage. Este lunes a las 21.30 horas en el Auditori del Camp de Mart volverán a resonar las mágicas cuerdas de su violín en un espectáculo que promete ser mucho más íntimo y especial que los shows anteriores. Para Malikian están siendo unos meses de mucha inspiración y creación musical gracias al parón que supuso el coronavirus y al especial ambiente que este verano se está creando sobre los escenarios.

¿Cómo está viviendo estos conciertos de verano en tiempos de pandemia?

Obviamente son diferentes porqué el público está muy separado y viene con mascarilla. Pero la verdad es que se ha creado algo que antes no había, como un tipo de solidaridad. Siento como si las personas que vienen apoyan con más fervor la cultura y vienen a gozarlo.

¿La respuesta del público és mejor que antes?

Como artista estoy muy agradecido de tener este público tan maravilloso. Subiendo al escenario hay una complicidad entre público y artista que quizás antes no era tan especial como es ahora. Hoy dia ir a un concierto se ha vuelto mucho más valioso. Disfruto cada segundo.

Los escenarios también son diferentes...

Sí. Los lugares que se han escogido al aire libre son hermosos. Estoy tocando en jardines, palacios, rodeado de árboles y naturaleza... Se está convirtiendo en un verano muy diferente, pero, a su vez, muy inspirador.

Hay voces que han puesto en entredicho la seguridad en los conciertos y se han señalado a éstos como foco de contagio. ¿Qué opinión le merece?

Los organizadores de conciertos y los propios artistas están dando muchísima importancia a la seguridad del público. La distancia entre los asistentes se respeta y la mascarilla se usa siempre. La verdad es que el riesgo en estos espacios tan abiertos es mínimo.

¿Cómo ha vivido estos meses de confinamiento?

Ha habido momentos difíciles y de mucha preocupación por lo que está viviendo todo el planeta. Al mismo tiempo fue una manera de parar y reflexiona también. En mi caso, por primera vez en muchos años, de pasar tiempo con mi familia.

¿Y a nivel artístico?

Fueron semanas muy inspiradoras en las que pude crear y componer muchísima música.

¿Qué música ha escuchado durante el confinamiento?

De todo. Intento descubrir nuevos estilos y nuevos artistas que no conozco. Para aprender y crecer es muy importante aventurarse en otras músicas. Si solo escuchase las músicas que sé que me van a gustar desde un principio no podría progresar.

Tercer año consecutivo que visita Tarragona. La última vez fue durante las pasadas Navidades. ¿Cuál es el secreto por lo que vuelve otra vez?

El motivo es la energía y el cariño que transmite el público de Tarragona. Estos conciertos han sido muy apasionados e inspiradores y de eso tienen una gran culpa el público que ha alimentado mis ganas de dar mi 100% sobre el escenario. Todo esto es el secreto que consigue que se cree la magia de un concierto.

El público que repita, ¿qué se encontrará de nuevo?

Se va a encontrar un espectáculo muy diferente. Podríamos decir que se trata de una actuación más íntima.

¿Por qué?

Este verano vuelvo un poco a mis inicios, ya que sobre el escenario hay violín y piano, dos instrumentos que se compenetran mucho y pueden a llegar a crear muchas melodías preciosas. Además, tengo la suerte de contar en el piano las fantásticas manos de Iván Melon Lewis.

¿Y por lo que se refiere al repertorio de piezas musicales?

Sigue en la misma línea aunque con algunos cambios. Tocaremos temas propios, clásicos y modernos, viajando por las músicas de alrededor del mundo. El repertorio es parecido a lo que veníamos haciendo pero el concepto es muy diferente gracias al cambio de la formación.

Esa energía suya tan característica seguirá intacta supongo...

(Ríe) Sí, claro. Siempre está y estará presente. Para mi es primordial.

Usted ha asegurado que en los conciertos llega a perder unos cuantos quilos, ¿es cierto?

Sí, es verdad. Sobre el escenario me muevo y sudo mucho y en verano aún más, especialmente en ciudades como Tarragona donde hace mucha humedad. Pero luego lo recupero enseguida con la cena y bebiendo mucha agua.

Mucha gente relaciona Ara Malikian con el violín y el violín con Ara Malikian. ¿Qué es para ti este instrumento?

Yo no decidí que el violín llegara a mí. De eso se encargo mi padre quien lo decidió antes incluso de que yo naciera. Me pusieron un violín en la barbilla al nacer y aun lo tengo ahí metido. Pero durante este camino me enamoré de este instrumento. Mi padre me contagió el amor por el violín y si hoy volviera a nacer, esta vez lo elegiría yo mismo. Es clásico, travieso y me ayuda a canalizar las emociones.

Temas

Comentarios

Lea También