Archivan las acusaciones de abusos a menores del cura de Cambrils Xavier Morell

El párroco fue apartado de sus actividades por el Arzobispado en febrero de 2020, pero siempre defendió que se respetara la "honorabilidad". En el momento de dejar sus funciones llevaba la parroquia de Constantí. El sobreseimiento se enviará al Vaticano para incluirlo en el expediente que se le abrió por las sospechas

Jordi Cabré-Àngel Juanpere

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

El Arzobispado de Tarragona ha emitido esta mañana de viernes un comunicado para anunciar el sobreseimiento de una investigación que llevaba la Fiscalía de Tarragona en la figura del cura cambrilense Xavier Morell i Rom. 

El mismo Arzobispado inició en febrero de 2020 una investigación sobre unas acusaciones de posibles abusos de menores por parte del párroco de 2015 y 2016.

La investigación interna de la Iglesia se prolongó durante unos meses y en junio anunció públicamente que no veía ninguna prueba delictiva contra este mosén y el informe concluía que no había prueba alguna de que "canónicamente" incrimine penalmente al sacerdote.

El cura fue investigado por el Vaticano, que recibió el informe de Tarragona. Las conclusiones del Arzobispado se compartieron en la Santa Sede. En un comunicado, el canciller y portavoz de la institución, padre Simó Gras, afirmó en junio de 2020 que la conclusión de los informes es que "no se ha encontrado prueba delictiva que, canónicamente, los incrimine penalmente".

Paralelamente a la labor interna de la Iglesia, las investigaciones saltaron al ámbito judicial y la Fiscalía también analizó las acusaciones de unos hechos por si tenían base penal. La delicadeza del asunto se transfirió a un juez, que és quién ha archivado la causa abierta.

Esta mañana, fuentes del Arzobispado han emitido un comunicado explicando que las investigaciones iniciadas por la Fiscalía de Tarragona "a petición del Arzobispado con fecha de 25 de febrero de 2020, en relación al caso de presuntos abusos a menores por parte de mosén Francesc Xavier Morell i Rom, han tenido como conclusión  el sobreseimiento y el archivo definitivo del caso por no resultar debidamente justificada la perpetración de ningún delito por parte de él".

Las mismas fuentes resaltan que las conclusiones de la Fiscalía coinciden con la investigación canónica comunicada desde el Arzobispado, con fecha de 3 de junio de 2020, y en la cual se informaba que no se habían encontrado indicios de delito que lo incriminara penalmente.

El Arzobispado, con fecha de 28 de octubre, recibía esta información a través del mismo cura implicado en estas acusaciones y hoy viernes, esta documentación se ha enviado a la Santa Sede para que la Congregación para la Doctrina de la Fe pueda adjuntarla a su expediente canónico y poder así revisar cualquier medida cautelar impuesta.

Fuentes del Arzobispado añaden que "la conclusión de este caso nos lleva a reclamar con más firmeza el respecto a la presunción de inocencia y al derecho a la honorabilidad de todo el mundo, también de los presbíteros, que en algunos momentos de la cobertura de este caso no se respetó".

Ante la inocencia del cura, falta por ver si éste recuperará todas sus funciones o bien se buscará una nueva misión.

Temas

Comentarios

Lea También