Más de Tarragona

Arde frente al puerto de Tarragona un barco de transporte de ganado

Los 18 tripulantes han sido evacuados a tierra y los bomberos tratan de sofocar las llamas, que están localizadas en la parte inferior del puente de mando.

Àngel Juanpere

Whatsapp

Un barco de transporte de ganado, anclado frente al puerto de Tarragona, está en llamas desde primeras horas de esta tarde. El incendio es visible desde tierra. Los veinte tripulantes han sido llevados a tierra y no hay heridos. Mientras, los bomberos tratan de sofocar las llamas.

Sobre las dos y media de la tarde se ha recibido el aviso de que había un incendio en el buque, que está anclado a aproximadamente un kilómetro de la costa.

Salvamento Marítimo, que ha enviado al lugar la lancha Salvamar Fomalhaut y el helicóptero Helimer, ha logrado rescatar a los 18 miembros de la tripulación, que han sido trasladados hasta el puerto por la Salvamar -que ha sido la primera embarcación en llegar a la zona-, sin que haya heridos. En el buque solo se ha quedado el capitán.

Mientras, la Salvamar y dos remolcadores están lanzando chorros desde el agua. 

Bombers de la Generalitat ha enviado inicialmente al lugar ocho dotaciones, que han sido helitransportadas  en grupos de trabajo hasta el buque por el helicóptero de Salvamento Marítimo.

Finalmente han sido 37 los bomberos, con una veintena de dotaciones, además de dotaciones del Parc Químic.

El humo negro que provocaba el fuego estaba causado por la combustión de una lancha salvavidas. Se descarta cualquier riesgo de vertido al mar.

El helicóptero ha realizado viajes para llevar a los bomberos hasta el buque.

El buque está vacío de carga. El fuego afecta la parte inferior del puente de mando.

El barco donde se ha producido el incendio es el Elbeik, que navega bajo la bandera de la República de Togo. Tiene 77 metros de eslora y 14 de manga. Fue construido en 1967.

El Port de Tarragona ha activado el PIM (Pla Interior Marítim ) en fase de alerta.

Sobre las seis de la tarde, el helicóptero de Salvamento Marítimo ha llevado hasta el barco dos bomberos más y dos tripulantes. Estos tienen que ayudar a arrancar las bombas contraincendios y ayudar así con las tareas de extinción.

Mientras tanto, en el puerto Creu Roja de Tarragona está atiendo con comida y agua al resto de tripulantes.

Sobre las seis y media de la tarde se ha podido recuperar y volver a poner en funcionamiento el sistema anticiincendis del propio barco. Ahora se trabaja en el interior del barco con línea de agua. Hasta se estaba controlando con el agua de los remolcadores.

El incendio continúa activo, pero con baja actividad. Ha afectado a todas las plantas del buque.

A primeras horas de la noche, una gabarra de recogida de residuos se prepara para bombear el agua antiincendios que ha quedado dentro del barco. El agua empleada para apagar el incendio se recogerá y se tratará como residuo para eliminar cualquier riesgo para el entorno natural.

Un buque polémico

El buque Elbeik cargado con cerca de 1.800 terneros que partió a mediados de diciembre de Tarragona para su venta en Turquía también está de vuelta a España tras ser rechazado por ese país y Libia, al igual que le ocurrió al barco ‘Karim Allah’, cuyos más de 850 terneros tienen que ser sacrificados. En total, los dos buques portaban cerca de 2.700 terneros que fueron rechazados por esos dos países por dudas sobre la posibilidad de que saliesen infectados de España con la enfermedad de la lengua azul, extremo que desmintieron la Asociación de Productores de Vacuno de Carne (Asoprovac) y el Gobierno.

El pasado mes de marzo, tras llegar a Cartagena con los terneros, un acta de inspección del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al barco Elbeik, aconsejaba el sacrificio de las reses, tras un viaje "prolongado en malas condiciones y gran compromiso de su bienestar".

El acta relatava las condiciones en las que se encontraban los animales cuando los inspectores veterinarios accedieron el viernes pasado al buque, después de tres meses en el mar (partió el 18 de diciembre de Tarragona).

En líneas generales, apreciaban una "evidente" pérdida de peso que, "en casos extremos, llega a la caquexia" (máxima desnutrición); problemas oculares, dermatológicos y motores.

Por ello, apuntaban que los animales "no son aptos para ningún tipo de transporte" y, en aplicación de la Ley de Sanidad Animal y de la normativa de la Unión Europea (UE) "no es posible la exportación a un tercer país ni la importación a territorio aduanero" comunitario.

De ese modo, y por motivos de sanidad y bienestar animal, procedería su eutanasia sin crueldad y posterior destrucción".

Lo "más llamativo" para los expertos fue el "mal estado general" que presentaban los terneros "en todas las cubiertas" y hacen énfasis en la pérdida de peso.

"Algunos" con "huesos visibles a simple vista, evidente deshidratación, no teniendo en el momento de la inspección acceso a suministro continuo de agua": "muchos de los bebederos no son funcionales", afirman

En materia de bienestar animal, la inspección señala que, "en muchos corrales, no se han respetado las densidades mínimas" de carga, "estando los animales hacinados y sin posibilidad de tumbarse".

Los corrales "mostraban un mal estado de limpieza, con cúmulo de heces y orina, sobre todo contra las paredes laterales".

Entre otros detalles, los veterinarios reflejan en el documento que la zona señalada como "Hospital" se usa "como un corral más", que "en al menos tres corrales se aprecian animales muertos y semienterrados en el estiércol de sus congéneres" y que vieron ratones en "varias" de esas cubiertas.

Incluso en las zonas inferiores percibieron una "gran concentración" de amoniaco ambiental "que llega a causar irritación ocular y nasal" de los inspectores y que "evidencia problemas en los sistemas de ventilación".

En la entrevista hecha al capitán, Ahmad Jaouhar, detalla que 1.789 terneros embarcaron el 18 de diciembre en Tarragona, 179 de los cuales han fallecido en estos tres meses.

Esas reses fueron "troceadas a bordo y arrojados al mar" y en el momento de la inspección había "10 cadáveres a bordo".

En primer oficial del buque Hossameldin Elkhouly detalla en su declaración los puertos por los que ha pasado el buque durante este tiempo, en ninguno de los cuales tuvo permiso para descargar los animales pero se le permitió cargar alimento.

Un aspecto que le llama la atención a los inspectores es que el primer destino de Elbeik fue el puerto de Derince (Turquía) a pesar de que en el cuaderno de a bordo estaba planificada su llegada a Iskenderún (Turquía).

El primer oficial aseguró a los inspectores que desconocía esa planificación y que, "desde el inicio, su única intención fue llevar a los animales al puerto de Derince".

Según el dossier, "el transportista del buque no había declarado al servicio de Sanidad Animal las diferencias entre el itinerario propuesto en la planificación y el seguido" finalmente.

Temas

Comentarios

Lea También