Asaltan una cafetería y roban el dinero de las tragaperras

Los ladrones forzaron de madrugada la puerta metálica del establecimiento y también se llevaron la caja registradora. Ningún vecino alertó a los Mossos d’Esquadra

Àngel Juanpere

Whatsapp
Así quedó la persiana de la entrada de la cafetería de Perafort. FOTO: DT

Así quedó la persiana de la entrada de la cafetería de Perafort. FOTO: DT

La cafetería situada en la céntrica calle Solans de Perafort no pudo abrir ayer con normalidad. Durante la noche, los ladrones accedieron al establecimiento, donde destrozaron las máquinas tragaperras y también se llevaron la caja registradora. La escena era calcada a la que se produjo hace aproximadamente un año, comentaba al Diari el dueño del local, Robert Gisbert.

Fue la persona que cada día, sobre las seis y media de la mañana, deja el pan en la cafetería quien se percató que la persiana metálica estaba forzada. Concretamente, en la parte inferior tenía un boquete lo suficientemente grande como para que los ladrones pudiera acceder al interior. 

Una vez dentro, los delincuentes ocasionaron numerosos desperfectos. Destrozaron las máquinas tragaperras para hacerse con el dinero y también sustrajeron la caja registradora. «En un principio no se han llevado nada más, ni comida ni bebidas», señalaba Gisbert.

El dueño apuntaba que el local no dispone de cámaras y los vecinos no oyeron nada. Ayer por la mañana pasó el perito para cuantificar los daños. Sabe que son importantes pero desconoce la cifra exacta. «De la persiana como mínimo se tendrá que cambiar un metro de la parte inferior». De las tragaperras se encargará la empresa propietaria ya que no son suyas. Todo ello provocó que no pudiera abrir la cafetería hasta aproximadamente las doce y media de la tarde.

En Sant Pere i Sant Pau

Por otra parte, la llar d’infants Marieta, de Sant Pere i Sant Pau, fue víctima de otro robo entre el martes por la tarde y el jueves por la mañana. Los ladrones cogieron un adoquín de la calle y rompieron la reja de la entrada, que da a la cocina y al despacho de la directora. Los autores registraron el interior y se llevaron un ordenador y también unos mil euros, procedentes del cobro de la matrícula de algunos alumnos. La Guàrdia Urbana tomó la denuncia in situ a la directora del centro.

Temas

Comentarios

Lea También