Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Así es el buque 'El Marité' por dentro: De bacaladero a velero de paseo

Se encuentra atracado en el Moll de Costa en Tarragona, donde hoy también puede ser visitado

Redacción

Whatsapp
Tiene tres mástiles, que pesan 209 toneladas.  Foto: Pere Ferré

Tiene tres mástiles, que pesan 209 toneladas. Foto: Pere Ferré

Dos pequeños junto al timón del buque, construido en 1923.  Foto: Pere Ferré

Dos pequeños junto al timón del buque, construido en 1923. Foto: Pere Ferré

Decenas de personas se acercaron ayer por la tarde al barco para visitarlo. Hoy se volverá a abrir al público. Foto: Pere Ferré

Decenas de personas se acercaron ayer por la tarde al barco para visitarlo. Hoy se volverá a abrir al público. Foto: Pere Ferré

El buque zarpará mañana del puerto de Tarragona, donde atracó el pasado jueves. Foto: Pere Ferré

El buque zarpará mañana del puerto de Tarragona, donde atracó el pasado jueves. Foto: Pere Ferré

Le Marité, un velero histórico de 45 metros de eslora y tres palos, se encuentra atracado estos días en el Moll de Costa, lo que ofrece una oportunidad única para pasear por la cubierta de una embarcación cargada de historia, que fue construida en 1923 en Fécamp (Normandía) y que zarpaba todos los años hacia la costa de Canadá para pescar bacalao.

Lo que hoy es una embarcación de líneas y elegantes, durante muchos años fue un barco de trabajo. Posteriormente, el bacalanero también fue barco de cabotaje danés y de recreo sueco. Salvado en 2006 de la destrucción para las autoridades normandas y restaurado durante seis años en la Manche, Le Marité es también el velero de madera más grande del patrimonio marítimo francés. Unos datos que los visitantes pueden conocer a partir del audiovisual que se proyecta en uno de los camarotes, y en el que se presenta el proceso de restauración.

Hoy navega principalmente en la bahía del Mont Saint Michel y se encarga de embarcar pasajeros curiosos por descubrir la navegación de antaño. Pasear por la cubierta, desde la que puede apreciarse la imponente eslora de 44,9 metros, así como las dieciséis velas, que en su conjunta suman alrededor de 650 metros de tela, es una de las experiencias para este fin de semana en Tarragona. Hoy es el último día en el que podrá pasearse por esta embarcación, en horario de 15.00 a 18 horas. El precio es de tres euros el adulto y 1,5 euros los niños.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También