Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Así nos afecta Europa

La austeridad, el fin del roaming, pagar por las bolsas de plástico, poder viajar gratis a los 18 años, el límite a la publicidad en la tele... Quince ejemplos de cómo influye la UE en nuestra vida

Xavier Fernández José

Whatsapp
Una mujer entra en una cabina de votación en Franfurkt para cumplimentar su voto por correo durante la campaña #sayyestoeurope. efe

Una mujer entra en una cabina de votación en Franfurkt para cumplimentar su voto por correo durante la campaña #sayyestoeurope. efe

Más de 500 millones de europeos estamos llamados a las urnas entre el jueves y el domingo de la próxima semana. Está en juego el modelo de Europa. Si se refuerza, o al menos se mantiene, una unión potente, con una soberanía compartida por encima de sus 28 estados miembros, incluido, de momento, el Reino Unido. O si se diluye en pro de cada uno de los Estados, tal como quieren los populismos ultranacionalistas.

España elegirá el domingo 54 eurodiputados. PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos se disputan mantener la victoria del 28-A, presumir de remontada, completar el ansiado sorpasso o demostrar que aún cuentan. Vox quiere asomarse a Europa para convivir con sus colegas del Frente Nacional francés, Alternativa por Alemania, La Liga Italiana o los xenófobos austríacos y belgas del FPO y el Vlams Belang.

El independentismo ha presentado sus ‘estrellas’: el encarcelado Oriol Junqueras (ERC) y el residente en Bruselas (Junts per Cat). Pelean sin cuartel por la hegemonía en el secesionismo. Les une, eso sí, dar voz a los presos (que habían ejercido de) políticos y seguir «internacionalizando» el conflicto catalán en Europa. Una Europa que ha dado un varapalo judicial tras otro a España.
Pero más allá de las sesudas disquisiciones políticas, de las estrategias de unos y otros, del discurso facilón de los euroescépticos, la Unión Europea influye y mucho en nuestras vidas. Nos afecta más lo que se decida en la capital europea, Bruselas, situada a 1.436 kilómetros de Tarragona, que lo que se cuece en nuestros Ayuntamientos. Aquí van 15 ejemplos.

1. La austeridad
La obsesión europea, en especial de la Jefa, la canciller alemana Angela Merkel, por combatir el déficit ha obligado a los países a políticas de austeridad, traducidas en recortes de todo tipo. «La culpa la tiene Bruselas», ha sido el mantra recurrente de los partidos estatales para ocultar su incapacidad de gestionar. En Catalunya, el independentismo ha añadido otro culpable más: «Madrid».

2. Fin del roaming
Las todopoderosas compañías de telefonía móvil tuvieron que hincar la rodilla ante el Parlamento Europeo. La Eurocámara aprobó en 2017 la supresión total de los sobrecostes que cualquier persona debía pagar por utilizar su móvil si viajaba al extranjero.

3. Wifi público gratuito
La Unión Europea ha destinado 120 millones para financiar que lugares públicos como hospitales y bibliotecas puedan habilitar wifi gratuito. TGN ha recibido, por ejemplo, 15.000 euros.

4. Conciliación
Políticos de uno y otro signo se ponen la medallita de que adoptan medidas para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, pero lo cierto es que en la UE hay unas reglas que fijan unos mínimos. Ejemplo: permiso de paternidad de diez días retribuido.

5. Pagar por las bolsas de plástico
No es un capricho de la cajera o cajero del súper. Tener que pagar por la bolsa de plástico es una orden llegada de la UE para frenar el consumo de plástico.

6. Adiós a los bastoncillos de algodón
En la misma línea ‘ecológica’, la UE ha establecido que en un par de años tiene que desaparecer todo el plástico de un solo uso: cucharas, tenedores, cuchillos, platos, pajitas, palitos para sostener los globos... Hasta los bastoncillos de algodón para los oídos fabricados con plástico.

7. Dación en pago
¿De repente a los bancos les sobrevino un ataque de ‘buenismo’ y decidieron ofrecer a sus deudores hipotecarios la dación en pago en vez de quitarles la casa y encima reclamarles deudas millonarias? ¿Tuvieron una crisis de conciencia? No. Una Directiva Europea obligó a reformar la Ley Hipotecaria española. El Gobierno de Mariano Rajoy, tan europeísta, se resistió como gato panza arriba a aplicar la normativa de la UE.
La UE obliga además a los bancos a ofrecer una «información clara y detallada» de las hipotecas. Y si no lo hace, a pagar. Un ejemplo: una entidad bancaria ha tenido que devolver 100.000 euros a un empresario tarraconense por no explicarle los riesgos de un producto que le endosó.

8. Límite a las comisiones por pagar con tarjeta
El suplicio para los comercios de sufrir las abusivas comisiones bancarias por cobrar con tarjeta ha concluido. Al menos, en parte. La UE ha fijado un límite del 0,3% del importe de la compra.

9. Coches más limpios
La UE ha impuesto que las emisiones contaminantes de los coches deberán reducirse el 37,5% y las de las furgonetas, el 31%. El ‘dieselazo’ de Pedro Sánchez no es ni un mérito del Gran Superviviente ni la perfidia que ha vendido la oposición. Es ser un chico obediente de las órdenes europeas.

10. Sin fronteras
Las colas en las aduanas son ya historia, salvo protesta de los camioneros o agricultores galos o controles de seguridad específicos. Viajar de un país a otro de la UE es ya tan fácil como viajar de una ciudad catalana a otra.

11. Viajar gratis a los 18
Hace un año, la Unión Europea lanzó el programa DiscoverEU, un complemento al famoso ‘Interrail’. Con una ventaja: el bono del DiscoverEU es gratuito y sirve para todos los medios de transporte. Eso sí, hay que responder unas preguntas para poder apuntarse y se requiere solicitud previa. Más información en el Portal Europeo de la Juventud.

12. Protección de datos
Seguro que en su empresa le han impartido cursillos sobre la nueva Ley de Protección de Datos o, al menos, ha oído hablar de ella. Es otra norma europea. ¿Efectos? Ciao a los mails masivos con los destinatarios a la vista.

13. Limitaciones a la publicidad en la tele
Quizá no lo parezca, dado el aluvión de anuncios que las teles insertan en nuestra serie o reality favorito, pero la UE establece que la publicidad sea como máximo del 20% del periodo de emisión.

14. Etiquetado
Las etiquetas de los envases de alimentos llevan una lista exhaustiva de los productos también por normativa europea. Así, los consumidores tarraconenses saben lo que comen. O se lo imaginan, porque dichas etiquetas son ininteligibles en muchos casos. 

15. Dinero contante y sonante
Aparte de las ayudas agrarias o a la pesca o la financiación de carreteras u obras, nuestra demarcación recibe subvenciones europeas, por ejemplo, para promover el turismo para personas con discapacidad en la Tarraco romana y la Ruta del Modernismo de Reus. Para conservar el Delta del Ebre. O para desarrollar un modelo de producción sostenible del sector de la viña en el Priorat. Más información en la web https://www.what-europe-does-for-me.eu/es

Temas

Comentarios

Lea También