Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Así se vio desde Torroja del Priorat el paso del gigantesco asteroide Florence

El astrofotógrafo tarraconense Carlos Uriarte captó en vídeo el paso de Florence, el mayor asteroide que se ha acercado a la Tierra en un siglo

Raúl Cosano

Whatsapp
Carlos Uriarte, durante una de sus sesiones de observación astronómica y fotografía.

Carlos Uriarte, durante una de sus sesiones de observación astronómica y fotografía.

Carlos Uriarte, fotógrafo y apasionado de la astronomía, ha completado un verano intenso. Ha realizado diferentes observaciones del cielo en puntos clave de Catalunya, desde Siurana a Àger (Noguera), pasando por Prades o Torroja del Priorat. En este lugar captó este astrofotógrafo tarraconense el último fenómeno que ha surcado los cielos y que además ha suscitado gran atención entre la comunidad científica. Se trata de Florence, el asteroide más grande que se ha acercado a la Tierra en el último siglo.

Uriarte no sólo se dedica a la observación, sino que su formación audiovisual le lleva a registrar todo tipo de objetos (desde constelaciones a planetas), ya sea en formato de vídeo o con fotografías. Carlos realizó la captura con su telescopio Takahashi FSQ106 EDIII la noche del pasado viernes, a partir de las 22.30 horas. 

El gigantesco asteroide se acercó a unos siete millones de kilómetros de la Tierra -unas 18 veces la distancia entre nuestro planeta y la Luna-, convirtiéndose en el más grande en pasar tan cerca. Además de ser considerado un evento único, permitió a los científicos descubrir que Florence está orbitado por dos lunas. En el vídeo publicado y difundido por Uriarte en las redes sociales se aprecia cómo un punto blanco va cayendo y surcando lentamente el firmamento

Durante su visita, Florence viajó aproximadamente de sur a norte. Atravesó constelaciones como Capricornio, Acuario, el Delfín, la Zorra y el Cisne. La roca se vio tan brillante a pesar de estar lejos porque es una de las más grandes cercanas a la Tierra y goza de una superficie brillante capaz de reflejar más del 20% de la luz del Sol.

Florence tiene 4,4 kilómetros de longitud, el equivalente a 30 pirámides egipcias puestas en fila o la mitad del monte Everest. El objeto recibe ese nombre en honor de Florence Nightingale (1820-1910), la fundadora de la enfermería moderna. Florence fue descubierto por el astrónomo Schelte 'Bobby' Bus del Siding Spring Observatory en Australia en marzo de 1981. El encuentro de hace unos días ha sido el más cercano desde 1890. Habrá que esperar hasta el año 2500 para que se produzca una aproximación similar. 

El vídeo en cuestión se puede ver a continuación:  

 

Temas

Comentarios

Lea También