Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Así vota tu vecino: los feudos de Vox y Podemos, puerta con puerta en Bonavista

ERC gobierna El Serrallo, JxC es fuerte en la Rambla Nova y el PP en la Avinguda Roma. Unas pocas calles de Bonavista concentran los bastiones de PSC, Vox y Podemos en Tarragona

Raúl Cosano

Whatsapp
Bonavista concentra tres zonas de Tarragona donde los partidos lograron el 28-A su porcentaje más alto de votos.

Bonavista concentra tres zonas de Tarragona donde los partidos lograron el 28-A su porcentaje más alto de votos.

En las manzanas entre el Bar Lucena, la Brasería Cabrera y el Bar Avenida, en un rectángulo entre las calles tres, cuatro y cinco, junto a la explanada del mercado de Bonavista, está el gran feudo socialista de Tarragona capital. Ahí gana el PSC con holgura. 

Lo hizo ampliamente en las generales del 28-A, referencia inmediata para las elecciones que se repetirán este 10-N, seis meses después. Consiguió un 45% de los votos, récord en la ciudad. No extraña en un barrio eminentemente obrero, castellanoparlante en general y con alto porcentaje de inmigración. Pero es en ese reducto de la cuadriculada Bonavista, con las calles numeradas como Manhattan, donde el socialismo puja con especial intensidad. 

Así se desgrana del análisis electoral por secciones censales, que permite incluso descender a la lectura de calle a calle, bloque a bloque, para saber prácticamente qué voto el vecino de enfrente. Hay que, puntualizar, antes de todo, que en las pasadas generales el PSC y ERC se repartieron las victorias no solo en todos los distritos sino en todas las secciones.

La lectura, a grosso modo, mostró una ciudad dividida, dejando al PSC como vencedor en los barrios de Ponent, Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau y al ERC como amo del centro y de Llevant. 

Fueron los socialistas los que vencieron en el cómputo global. del municipio. Sin embargo, el desglose más en detalle permite ver en qué zonas el resto de partidos consiguieron un porcentaje de apoyos más grande.

ERC manda con holgura en El Serrallo
ERC hizo del Serrallo su bastión. En ningún otro lugar consiguió más votos en esos comicios: un 37%, con mucha renta sobre la segunda fuerza, Junts per Catalunya (un 19%), y el PSC relegado a un 12%. En el centro de Tarragona hay algunas curiosidades: todo el Barri del Port y la Part Baixa hasta la calle Sant Miquel son socialistas, igual que el entorno del Parc del Francolí. El otro oasis del PSC está en los bloques que rodean al Parc de la Ciutat; en el resto del centro urbano se impone el amarillo de Esquerra. 

El influjo de Podemos junto al Centre Cívic de Bonavista
Pero hay que regresar a la periferia, a Bonavista, para detectar otros caladeros de votos, además en singular localización. Este barrio de Ponent tiende a los contrastes, pues concentra tres de las siete secciones censales en el ranking de más apoyos a los partidos. Además de esa zona donde venció el PSC, entre las calles nueve y doce, en la zona del Centre Cívic o los bares Los Malenos y El Paso, están los pilares que hacen fuerte a En Comú Podem en la ciudad. Aunque sigue ganando el PSC, ahí el partido de Pablo Iglesias es donde más apoyos cosecha en Tarragona, un 22% del total de votos. Es algo demoscópicamente comprensible, dado que seguimos en territorio histórico proletario, donde las propuestas de izquierda suelen tener arraigo. 

El contraste: Vox puja al lado de Podemos
Pero es en ese ámbito cercano y también igualmente de trabajadores donde se produce el gran choque: justo en la sección censal de al lado donde reina Podemos, aparece lo más parecido a un bastión de Vox, una fuerza en las antípodas ideológicas que no consiguió ningún escaño por Tarragona en el Congreso de los Diputados. 

Se trata de una porción de barrio entre las calles doce y trece, próxima al colegio Joan XXII y al polideportivo, entre el Camí de la Partió y el Camí de la Coma. Ojo: no significa que ahí ganara Vox. De hecho, el partido de Abascal solo es cuarta fuerza, pero con un 16% de los votos se erige en el lugar donde la formación consiguió un porcentaje más alto de los sufragios, según los resultados de esa cita con las urnas. 

En ese punto se tumba el mito que asocia a las rentas bajas con un sufragio más cercano a la izquierda, porque entra en juego el importantísimo voto según el eje soberanismo-unionismo, que está marcando irremediablemente las últimas visitas a las urnas en Tarragona. De ahí que en lugares sociológicamente contrarios a la independencia se opte por apoyar a un partido que promete una especial mano dura contra el soberanismo. 

La sección censal donde Cs consiguió más apoyos el 28-A. Son varios bloques de Campclar

Cs triunfa en los bloques más pobres de toda la provincia
Esa misma explicación se puede aplicar al atender al principal reducto de Ciudadanos en la ciudad. La formación de Albert Rivera, percibida por el electorado como otro dique de contención contra el independentismo, consigue la segunda posición en numerosos distritos de Ponent pero firma su mayor apogeo en un rincón específico de Campclar. Se trata del conjunto de edificios entre las calle Riu Llobregat, Riu Brugent y N-340, entre el colegio Mediterrani y la comisaría de los Mossos d’Esquadra.

La zona, que incluye la llamada Plaza de Camarón, es la más pobre de toda la provincia según un reciente desglose de la renta por secciones censales que ha efectuado el INE. En ese lugar gana el PSC pero Cs se erige en segunda potencia, con un 26% de los votos. Otra vez, cabe una argumentación que tiene que ver con la cuestión nacional, que lleva a zonas clásicas trabajadoras a dar su voto a la derecha. Se trata, además de la zona de Tarragona con una participación más baja en esas elecciones. La movilización fue escasísima, puesto que sólo votó el 43% del electorado, casi 34 puntos menos que la media en la ciudad (76,85%).
 
El triángulo neoconvergente en la Rambla Nova
Otro punto de interés está en el mismo centro de Tarragona, en torno a la Imperial Tarraco, un hervidero que marca algunas tendencias. Junts per Catalunya exhibe músculo en el triángulo formado entre Rambla Nova, Estanislau Figueres y Enginyer Cabestany, lo que corresponde a ese tramo de Rambla ubicado entre la Imperial y el Monument als Castellers. Se podría calificar como el territorio más neoconvergente de toda la capital. En ese emplazamiento firma el mejor resultado por sección censal: un 19% de los apoyos que le deja cerca de ERC, que se llevó la victoria en ese punto. 

 
Resistencia ‘popular’ en la Avinguda Roma
El PP se quedó sin representación por Tarragona en el Congreso tras el 28-A. Sin embargo, logró cierta resistencia en un sector que va desde la Imperial hasta la zona próxima a El Corte Inglés, a lo largo de la Avinguda Lluís Companys. Puesto que en la zona se ubican estamentos judiciales –entre otras dependencias– que no tienen votantes, eso convierte a los domicilios de la Avinguda Roma (las viviendas que restan de esa sección censal) en ese reducto de voto del PP. Pese a todo, ese apoyo tiene mucho de testimonial: los populares logran en esa sección censal el 15% de los votos, pero se quedan detrás de ERC, PSC y Cs. 

Más movilización hacia el centro urbano
La movilización es mayor a medida que nos alejamos de la periferia y nos aproximamos al centro. Las manzanas donde más gente votó se ubican en las Torres Roma y en la extensión hacia las calles Joan Baptista Plana, Pau Claris y el entorno de la Plaça Salvador Allende, frente al Institut Martí i Franquès. Ahí la participación se dispara al 88%, 12 puntos por encima del dato medio tarraconense (76,85%) y 45 de diferencia con la cifra más baja, que se ubica en Campclar, junto a la N-340. 

Temas

Comentarios

Lea También