Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Atención: futuro científico trabajando

La ciudad acoge a 120 alumnos excelentes (más de 9,4 de media) que pasarán parte de sus vacaciones trabajando en laboratorios de química o recibiendo clases prácticas de arqueología
Whatsapp
Un grupo de alumnos de bachillerato de distintas partes de España experimenta con un pequeño coche que funciona con hidrógeno. Foto: Lluís Milián

Un grupo de alumnos de bachillerato de distintas partes de España experimenta con un pequeño coche que funciona con hidrógeno. Foto: Lluís Milián

Entre este grupo de chicas y chicos nadie está preocupado por tener que recuperar en septiembre asignaturas suspendidas (al contrario, son todos alumnos de excelentes), pero sí que dedicarán una parte de sus vacaciones a una actividad académica. Son algunos de los participantes en los Campus Científicos de Verano que ayer comenzaban en 16 universidades de toda España integradas en el Campus de Excelencia Internacional.

En el caso de Tarragona, la URVorganiza, por quinto año consecutivo, una serie de talleres para los asistentes al campus. La iniciativa está impulsada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, con la colaboración de la Obra Social ‘la Caixa’.

Ayer por la mañana los alumnos que participan en el taller ‘Energía: pasado, presente y futuro’ en la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Química ya estaban manos a la obra junto a su tutor, el profesor e investigador Francisco Suñé. El grupo, formado por cinco chicas y dos chicos, se acababa de conocer. Son de Soria, Tenerife, Alicante, Madrid, Oviedo, Bilbao y Cádiz.

Además de este taller, la universidad ofrecía otros tres:‘Química para un mundo más sostenible’, ‘Prehistoria y evolución humana’ y ‘TIC-TAC Robot’. Por los mismos pasarán esta semana 30 alumnos. Los talleres se dictarán en tres turnos más hasta completar a los 120 estudiantes que pasarán por la ciudad. En total, en España participan 1.920 alumnos de cuarto de la ESO y primero de bachillerato. Las bases de la convocatoria contemplan que se debe tener una nota media en el curso 2013-2014 de 7,5 o más puntos, pero en la realidad la competencia es tal que la nota de corte se situó en 9,45 puntos, comentaba una alumna.

 

De la prehistoria a los robots

Entre los jóvenes que participaban en el taller de energía todos tenían claro que querían estudiar alguna carrera científica. Esta vez hay una importante proporción de mujeres. Patricia, por ejemplo, comentaba que presentó su solicitud para este taller porque «la energía es lo que mueve el mundo y me interesan las nuevas formas para obtenerla». De hecho, se está planteando estudiar alguna ingeniería relacionada. Algo similar les sucedía a Ismael y Sara, que estaban aprovechando para tratar de ver más claro su futuro en la universidad.

Todos los talleres tienen una parte teórica y otra práctica y, al final, los alumnos deben hacer una presentación de todo lo que han aprendido delante de otros compañeros y representantes del programa.

El grupo de energía, por ejemplo, estaba viendo al detalle cómo funcionaba un pequeño coche de radiocontrol que se mueve con hidrógeno. También visitarán una industria química y realizarán tareas de laboratorio. Los alumnos del taller de prehistoria, por ejemplo, tendrán la oportunidad de reconstruir un esqueleto de animal y los del taller de robots podrán participar en la programación de uno.

Eso sí, en pleno verano no todo va a ser trabajar para estos futuros científicos. La tarde está reservada para la playa y otras actividades lúdicas.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También