Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Avalancha de demandas por las cláusulas sueloen Tarragona

De 2.377 casos ingresados en la provincia, sólo se han resuelto un 10%. Hay nueve al día. Los contratos abusivos inundan la justicia

Raúl Cosano

Whatsapp
El Juzgado de Primera Instancia 8 de Tarragona es el que recibe todos los casos de cláusulas suelo de la provincia y no trata otros.  FOTO: Pere Ferré

El Juzgado de Primera Instancia 8 de Tarragona es el que recibe todos los casos de cláusulas suelo de la provincia y no trata otros. FOTO: Pere Ferré

Las cláusulas suelo siguen enquistadas en Tarragona. Los juzgados especializados en cláusulas suelos, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa están al borde del colapso. Los últimos datos ofrecidos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) así lo corroboran. En cuatro trimestres, se han ingresado 2.377 demandas, a razón de unas nueve diarias en la provincia. De ellas, únicamente se han resuelto 237, el 10% del total. 

La amenaza de bloqueo atañe, en general, a todas las provincias, y Tarragona no es una excepción, a pesar de los intentos para no llegar a esa situación. Fue el Consejo General del Poder Judicial el que diseñó el año pasado un plan para resolver todas las demandas relacionadas con cláusulas abusivas en contratos hipotecarios. La principal medida que se adoptó fue la especialización de 54 Juzgados de Primera Instancia repartidos por toda España. 

Así, desde el pasado enero, el número de jueces dedicados a esta materia se incrementó en casi medio centenar. En Tarragona, el Juzgado de Primera Instancia número 8 es el que trabaja en esta cuestión, de manera exclusiva y excluyente. Esto es, aglutina todos los casos de la provincia y no resuelve litigios de otra índole. 

El problema de la sobrecarga se veía venir desde el minuto uno. Hace justo un año, eran los abogados catalanes los que criticaban el previsible colapso por las cláusulas suelo. A esa protesta se añadieron luego los propios jueces decanos de ciudades como Tarragona, que se mostraron muy críticos con la falta de medios. 

A pesar del colapso, se está ganando velocidad en los casos resueltos, lo que supone un relativo alivio. Sobre el papel, debe sucederse ahora un mayor número de sentencias y resoluciones, combinado con un descenso de las demandas presentadas.  

Un juzgado con sobrecarga

En abril, la Comisión Permanente del CGPJ acordó conceder una comisión de servicio sin relevación de funciones al titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Tarragona, Guillermo Peral Fontova, para reforzar el Juzgado de Primera Instancia número 8, el especializado en cláusulas abusivas de la provincia. Estos refuerzos han contribuido a paliar el atasco. 

Según los informes del Servicio de Inspección, la carga de trabajo de ese juzgado tarraconense superó ampliamente el indicador de entrada tanto en 2016, cuando fue del 133%, como en el primer semestre de 2017, periodo en el que alcanzó al 179%. En el primer trimestre de 2018 el número de asuntos resueltos en la provincia se triplicó, al aumentar de 51 en el último trimestre del año pasado a 172. Los asuntos ingresados también descendieron, de 865 a 697, según el CGPJ. 

Las asociaciones de consumidores, entre ellas Adicae, denuncian que la cascada de demandas que siguen llegando a los juzgados son la prueba de que el mecanismo extrajudicial que dispuso el Gobierno para la reclamación de las cláusulas suelo ha fracasado. El detonante de esta situación, previo a estos aumentos de carga de trabajo, fue la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 21 de diciembre de 2016 sobre las cláusulas suelo y gastos de las hipotecas.

Temas

Comentarios

Lea También