Tarragona Vive, Ama, Ríe... Lee

«Ayer todos mis problemas parecían tan lejanos»

La versión ficticia de la propia historia real cuando Ray, el autor del libro, y su mujerJudith tienen que enfrentarse al diagnóstico de un agresivo cáncer de mama que sesgará su vida con tan solo 36 años 

Ana Rivera

Whatsapp
Raymond Van de Klundert, autor del libro casi autobiográfico.  FOTO: Facebook

Raymond Van de Klundert, autor del libro casi autobiográfico. FOTO: Facebook

Siempre he creído que cada libro tiene su momento. Hasta en tres ocasiones intenté entrar en la historia de Stan y Carmen. Pero no podía, se me hacía bola, me costaba y me dolía. Y es que la trama tampoco era sencilla ni agradable... hablar de una enfermedad tan terrible como el cáncer siempre es difícil. Pero a su vez, tenía la sensación que era un libro y una historia que no podía dejar de lado. No será por persistencia, tampoco. La última vez que lo abrí, ya prácticamente no pude parar hasta terminarlo. Ese sexto sentido no se equivocaba. Y quizá porque es una realidad a la que no podemos dar la espalda. 

«Yesterday all my troubles seemed so far away» , con esta referencia a la canción Yesterday de los Beatles arranca el libro. Stan y Carmen son una exitosa pareja joven, padres de una una preciosa niña de 3 años llamada Luna. Ricos, guapos, felices y muy enamorados, sólo hay algo que enturbia su plácida vida, aunque su protagonista sabe mentenerlo en secreto: Ray es incapaz de ser fiel a Carmen. 

Pero una visita al médico destapa un peligroso enemigo: a Carmen le detectan un agresivo cáncer de mama. Como es natural, su hasta ahora apacible vida salta por los aires, ya que ahora deben hacer frente a esa sigilosa y maligna enfermedad. 

La editorial cuenta que el holandés Ray Kluun, propietario y director de una agencia de marketing, vio cómo su vida daba un giro de ciento ochenta grados cuando perdió a su mujer, que tenía sólo treinta y seis años, a causa de un cáncer. Tras este terrible suceso, abandonó su carrera y se marchó con su hija de tres años a Australia, donde escribió esta novela en la que Stan es Ray, Carmen es Judith y Luna es su hija Eva en la vida real. 

Plagado de referencias musicales y futbolísticas, escrito de forma natural, pienso que no sé si todo el mundo será capaz  de terminar el libro. Para los aprensivos e hipocondríacos, los que prácticamente se ponen malos con sólo pensar en pisar la consulta del médico, este libro no es nada fácil. Kluun no escatima en narrar diagnósticos, tratamientos, los cambios que estos generan en el físico y el estado anímico de Carmen o el inexorable avance de la enfermedad. También dudo que disfruten del libro aquellos que crean en el amor eterno y que las parejas están «en la salud y en la enfermedad», porque no serán capaces de avanzar lectura sin reprobar y reprochar la actitud de Stan, quien es incapaz de poner freno a su poligamia y excesos. Pero esta  es una historia absolutamente real,  donde las personas no huyen con los problemas, la enfermedad une a todo el mundo y donde no siempre triunfa el amor. O quizá sí...

Una mujer va al médico

  • Autor:  Ray Kluun
  • Editorial: Emecé
  • Páginas: 432

Temas

Comentarios

Lea También