Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ayuntamiento de Tarragona y músicos pactan los lugares donde poder actuar en la calle

El objetivo es acordar con los artistas los horarios y los espacios en los que se permitirán actuaciones

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la batucada reivindicativa que se llevó a cabo el pasado 12 de agosto en la Rambla. Foto: norián muñoz

Imagen de la batucada reivindicativa que se llevó a cabo el pasado 12 de agosto en la Rambla. Foto: norián muñoz

El Ayuntamiento de Tarragona ha iniciado la redacción de un mapa acústico de la ciudad para acabar con los conflictos con los artistas y permitir actuaciones musicales en la vía pública. Así lo confirmó recientemente al Diari el concejal de Cultura, Josep Maria Prats (Unió), quien espera que los técnicos municipales puedan tener elaborado el documento «a lo largo del próximo otoño».

Después de la polémica surgida a principios de verano –especialmente por la celebración de los vermuts electrónicos en las playas–, el teniente de alcalde de la formación democristiana se ha reunido en varias ocasiones a lo largo de los meses de julio y agosto con representantes de la Associació de Músics del Carrer y de la Associació de Músics de Tarragona para poder encontrar una solución que «respetando la legislación vigente, permita que se puedan programar actuaciones en la la vía pública».

En una entrevista publicada por este periódico el pasado 4 de agosto, el máximo responsable del área municipal de Cultura reconoció que «se trata de un tema sensible, pero estoy seguro de que llegaremos a un acuerdo desde el diálogo con la Associació de Músics». Ese día, el concejal de Unió Democràtica afirmó que la posición del equipo de gobierno de limitar las actuaciones en la vía pública «no es de derechas ni de izquierdas, sino de sentido común. Hay un decreto de la Generalitat que el Ayuntamiento debe cumplir. Debe respetarse el descanso de los vecinos, pero encontraremos una salida», afirmó.

El futuro: una ordenanza

Una vez se haya redactado el mapa acústico, el objetivo del ejecutivo local es «convocar a todo el sector implicado para recoger sus sugerencias». En este sentido, Josep Maria Prats citará a las asociaciones de músicos, las plataformas vecinales contra el ruido, las asociaciones ciudadanas, las salas de conciertos, la Agrupació de Setmana Santa y los grupos políticos para «llegar a un entendimiento entre todas las partes durante el primer trimestre de 2017 para garantizar la convivencia», según indica el titular de la cartera de Cultura.

Prats especifica que Consistorio y partes implicadas concretarán «el concepto de festival y certamen» en los encuentros, a la vez que también «se delimitarán los horarios y los espacios» en los que se permitirán las actuaciones, así como «concretar las condiciones de ocupación del espacio y las medidas higiénicas y de seguridad» que se deberán llevar a cabo.

Finalmente, una vez se haya concretado esta fase previa, «se redactará una ordenanza de Espectacles Públics a la Via Pública», asegura Prats, quien remarca que «la normativa de ruido quedará directamente regulada en el plan de acción en materia de contaminación acústica».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También