Más de Tarragona

Bajan las víctimas y las denuncias por violencia machista en la demarcación

Mossos cree que esta disminución se debe a que se actúa más de forma preventiva antes de la respuesta policial

Àngel Juanpere

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Bajan las denuncias, los detenidos y las víctimas atendidas por violencia machista el año pasado en la demarcación de Tarragona. Así se desprende de los datos facilitados por el Departament d’Interior, tanto en lo referente a las agresiones en el ámbito de la pareja como en el ámbito familiar. Dicha disminución se da tanto en el Camp de Tarragona como en las Terres de l’Ebre. Desde Mossos d’Esquadra se cree que esta caída se debe principalmente a que cada vez se actúa más desde la prevención –principalmente desde Serveis Socials– y ya no es tan necesaria la actuación policial.

Los descensos más importantes se dan en la violencia machista en el ámbito de la pareja. Las denuncias descienden un 12,1 por ciento y los detenidos, un 10,26, mientras que las víctimas atendidas fueron un 5,1 por ciento menos –se pasó de 1.764 a 1.674 casos el año pasado–.


Sin denuncia previa
En 2016 hubo que lamentar dos víctimas mortales. El 13 de enero un vecino de Vila-seca disparó a su exmujer en plena calle y posteriormente se suicidó. Los hechos ocurrieron debajo del piso que había compartido la pareja hasta pocos días antes. Y el 18 de diciembre un hombre mató a su compañera en La Pobla de Mafumet. En ninguno de los dos casos había denuncias previas de las víctimas por agresión, comenta Maite Saval, del Grup Regional d’Atenció a la Víctima de los Mossos d’Esquadra del Camp de Tarragona.

En el ámbito familiar, destaca el importante descenso –un 22,85 por ciento– de los quebrantamientos de condena, un 8,4 por ciento las denuncias, mientras que el número de víctimas atendidas fue un cuatro por ciento menos.

Para Maite Saval, estos descensos de las cifras sobre violencia machista son un reflejo del «esfuerzo de todas las entidades que trabajan en estos temas, como Serveis Socials. Si los problemas se intentan solucionar antes de denunciar, no son necesarias medidas más contundentes como son las penales».

Saval asegura que en los últimos años no ha habido cambio de tipología de estos casos de violencia machista. Reconoce que muchos quebrantamientos de condena son cometidos por reincidentes y que en muchos casos, además de saltarse la orden de alejamiento, también agreden –física o psicológicamente– a su pareja.

Desde febrero del año pasado, los Mossos disponen de un nuevo sistema de valoración de riesgo. Se trata de una herramienta que valora el grado de vulnerabilidad de la víctima y, según sea éste, se determina la protección que se tiene que dar a la mujer.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También