Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros: ´Me comprometo a no cambiar´

Josep Fèlix Ballesteros mostró ayer que, durante la campaña electoral, se alejará de las siglas del partido y apostará por potenciar su imagen entre la ciudadanía.
Whatsapp
El candidato del PSC, Josep Fèlix Ballesteros, ayer, durante el mitin que llevó a cabo en el Refugi Número 1 del Moll de Costa. Foto: Pere Ferré

El candidato del PSC, Josep Fèlix Ballesteros, ayer, durante el mitin que llevó a cabo en el Refugi Número 1 del Moll de Costa. Foto: Pere Ferré

Josep Fèlix Ballesteros lo tiene claro: tirará de carisma para lograr su tercera victoria electoral. El candidato del PSC, alcalde desde 2007, es consciente de que las siglas de su partido están en un pésimo momento pero, en cambio, también sabe que su imagen está bien valorada entre la ciudadanía. Se trata, sin lugar a dudas, de un valor que, viendo cómo está actualmente la credibilidad de la política, es un factor a tener muy en cuenta y un argumento a explotar durante esta campaña electoral. Y así lo hará.

Ayer se vivió el primer episodio de esta estrategia de «más Ballesteros y menos partido» durante el primer mitin que pronunció el alcaldable de la que será su última campaña para unas elecciones municipales. «Me comprometo a seguir siendo como soy, no cambiaré», manifestó ayer el máximo representante socialista al final del acto que se llevó a cabo en el Refugi Número 1 del Moll de Costa y que, según los organizadores, contó con la asistencia de unas 800 personas.

 

‘Ni sospechas ni corrupción’

Toda una declaración de intenciones de una hoja de ruta que pasará por acentuar la visibilidad de un candidato que ayer reivindicó haber llevado a cabo una política «de transparencia, sin corrupción y sin ningún tipo de sospecha».

Ballesteros recordó que ya ha hecho pública su declaración de bienes y reveló que «hay otros candidatos que aún no la han mostrado», manifestó en clara referencia al alcaldable de Convergència i Unió, Albert Abelló.

Asimismo, el líder de la formación socialista anunció que, en caso de ser reelegido el próximo 24 de mayo, su voluntad será la de «continuar pasando sólo el 20% del tiempo en el despacho» y de hacerlo un 80% en la calle, ya que de esta forma «no perderé de vista la realidad».

A diferencia de 2011, cuando entre los mítines socialistas se respiraba una euforia y confianza que, al final, se pagó en las urnas, parece que en esta ocasión la militancia está más activa. O menos confiada. Quien saber si el efecto de la revolución que ha supuesto Abelló en CiUpodría haber despertado el voto que Ballesteros tuvo dormido en 2011...

Sin ir más lejos, ayer estuvieron presentes en el acto socialista miembros del comité local de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) como Xavier Quintana y Florenci Nieto. También acudieron el presidente del Nàstic, Josep Maria Andreu, el arquitecto Xavier Climent o los presidentes del CBT y del ADT.

 

‘Lo primero, las personas’

Durante su intervención, Ballesteros se mostró «especialmente orgulloso» de haber «incrementado las ayudas a las personas más necesitadas» y se comprometió a crear cien becas anuales de estudio para familias con problemas económicos; a potenciar la Formación Professional Dual con las empresas; a generar un centro para la innovación y la creatividad en la Tabacalera; y a ayudar a los autonómos y a los pequeños empresarios a consolidar su actividad económica.

El líder socialista no se quedó aquí y atacó a las formaciones que, a lo largo de las últimas semanas, han mostrado dudas sobre su joya de la corona: los Juegos del Mediterráneo de 2017, como CiU, ICV, Ara o Esquerra Republicana. «Me parece increíble que haya partidos que duden de este proyecto, que generará ocupación y mejorará los equipamientos deportivos de la ciudad», aseguró Ballesteros para defender la que sería su gran apuesta para el próximo mandato y para el cual aseguró que ha diseñado una lista que «se continuará dejando la piel» para seguir gobernando cuatro años más. Sus últimos en la Plaça de la Font.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También