Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros: «Me veo como alcalde»

El líder socialista asegura que será «generoso» con «quien quiera hablar de Tarragona»

Octavi Saumell

Whatsapp
Josep Fèlix Ballesteros, ayer, en la sede socialista de la calle Ramón y Cajal. FOTO: Pere Ferré

Josep Fèlix Ballesteros, ayer, en la sede socialista de la calle Ramón y Cajal. FOTO: Pere Ferré

Josep Fèlix Ballesteros (PSC) necesitará de su mejor toque de persuasión para seguir como alcalde. Los siete concejales logrados por parte de la la formación socialista le dejan en el limbo de poder seguir con la alcaldía, después de que Esquerra le igualara y las fuerzas soberanistas tengan ahora mayoría en el pleno municipal por primera vez en la historia reciente de la ciudad. 

«Hemos ganado por cuarta vez consecutiva las elecciones en Tarragona. Es cierto que no era el resultado que esperábamos en cuanto a concejales, pero en votos absolutos prácticamente nos hemos quedado igual», resaltó ayer pasada la medianoche el alcaldable en funciones, quien se presentaba por quinta vez a los comicios como cabeza de lista socialista, quien justificó los resultados «en la dispersión del voto y el todos contra Ballesteros». 

A juicio del líder de la fuerza más votada, que ayer mantenía un semblante serio, «el ambiente independentista debido a la  coincidencia con las elecciones Europeas ha hecho que sus electores salieran masivamente a votar». Pese a los resultados cosechados, el alcaldalde en funciones resalta que, a partir de este lunes, «hablaré con todos menos con la CUP y, a partir de aquí, veremos qué es lo que pasa. Tenemos la obligación de garantizar la gobernabilidad de la ciudad como hemos hecho a lo largo de los doce últimos años», resaltó recordando de esta manera que la formación de la calle Ramón y Cajal está en el poder municipal desde 2007.   

«Habilidad y experiencia»
Ballesteros tiene claro de que «no será fácil gobernar, como tampoco lo fue mi segundo y mi tercer mandato», indicó el político del PSC, quien resaltó que, durante los próximos días, «será importante la habilidad, la experiencia y el saber sumar voluntades de mucha gente para hacer posible el gobierno». Sobre ello, el alcaldable del PSC indica que «tenemos tres semanas por delante, y aún falta el recuento del voto en el extranjero», por lo que no tira la toalla. 

«Me veo como alcalde. Los independentistas tienen mayoría, pero ésta no es absoluta, ya que faltan los Comuns», aseguró Ballesteros, quien recordó que «hace un año muchos nos daban por amortizados y desahuciados, pero aquí estamos. Tenemos posibilidades reales de mantener la alcaldía», añadió. 

De cara a las futuras negociaciones que se iniciarán en los próximos días, el alcalde en funciones tienen claro que «la prioridad será poner la ciudad delante de las banderas, los himnos y las tonterías», y avanzó que «quien quiera que hablemos sobre Tarragona, loas conversaciones serán generosas», afirmó en lo que fue toda una declaración de intenciones. 

Temas

Comentarios

Lea También