Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros: 'TGN se abrirá al mar recuperando el Fortí y un auditorio en la Savinosa'

El máximo representante municipal 'no renuncia' al proyecto de la Façana Marítima y sitúa 'la conexión entre los barrios' como su gran prioridad para los próximos cuatro años (discurso íntegro en PDF)
Whatsapp
Ballesteros durante su intervención. Foto: Lluís Milián

Ballesteros durante su intervención. Foto: Lluís Milián

Recuperar la Façana Marítima y mejorar la conexión entre los barrios. Estos fueron los dos grandes ejes programáticos que este martes expuso el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), durante la conferencia sobre el estado de la ciudad que, como cada año, llevó a cabo en la Sala d’Actes del Col·legi d’Advocats i Farmacèutics y que, en esta ocasión, reunió a unas trescientas personas.

Durante la charla Primer Tarragona, Tarragona de primera, el máximo representante municipal centró su mirada en el futuro y, en clave electoral de cara a los comicios del próximo 24 de mayo, puso de manifiesto que, una vez aprobado el Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM), dos son las grandes prioridades que se marca para los próximos cuatro años: acercar la ciudad al mar y potenciar la movilidad entre los núcleos que están más alejados del centro.

 

‘Retos nuevos e ilusionantes’

«Es el momento de afrontar retos urbanísticos nuevos y ambiciosos, con una visión optimista e ilusionante», aseguró Ballesteros, quien se muestra convencido de que el siguiente paso que deberá dar Tarragona será «mirar definitivamente hacia el mar». En este sentido, el presidente de la corporación local desde junio de 2007 trazó la hoja de ruta para lograr esta transformación que, ayer, puso por primera vez sobre la mesa.

«Tarragona no se entendería sin el mar. La ciudad necesita sentirse ligada a él. Por ello, ya hemos impulsado varias mejoras en El Serrallo y el Moll de Costa. Esta zona ya no es la misma que en 2007, ya que ahora tiene un encanto y una oferta gastronómica que es única», remarcó el líder socialista, quien añadió: «Queremos una Tarragona abierta al mar, con equipamientos de primera y sin barreras que limiten este vínculo. Por ello, no renunciaremos al proyecto de la Façana Marítima», aseguró Ballesteros.

A corto plazo, el alcalde se marca el objetivo de tirar hacia adelante pequeñas actuaciones, antes de materializar el esperado desvío del tren por el norte de la ciudad. «Crearemos pasarelas para conectar la ciudad y el mar; los chiringuitos de las playas ofrecerán un mejor servicio; y transformaremos la punta del Miracle en un ecoparque con varios usos para los ciudadanos, como cine, ocio nocturno o deporte», explicó Ballesteros.

Asimismo, otro de los pilares fundamentales que se plantea Ballesteros es «que la Savinosa tenga un auditorio», así como «abrir el paso de ronda». Pese a este último anuncio, lo cierto es que Ayuntamiento y Diputació firmaron un protocolo de intenciones hace ya casi 15 meses y, de momento, no se ha dado ni un solo paso.

 

El Fortí tendrá actividad

Especialmente significativo fue el anuncio que realizó el alcalde sobre el Fortí de la Reina, un monumento declarado Bé Cultural d’Interès Nacional que -entre 1992 y 2009- albergó un restaurante en su interior que, tras casi dos décadas de lucha judicial, finalmente tuvo que se desmontado.

«Recuperaremos el Fortí de la Reina y, en el de Sant Jordi, explicaremos claramente la Tarragona de 1800», afirmó ayer el alcalde. Cabe destacar que, en este aspecto, el nuevo POUM permite que los monumentos puedan tener algún tipo de actividad económica, siempre que ésta no suponga un deterioro para el patrimonio que, precisamente, está protegido.

Una parte importante de esta esperada transición que llevará a cabo la ciudad para mirar al mar será la desaparición de la actual vía del tren, así como de la actual estación. «Queremos un espacio digno, de primera. No bajaremos la guardia hasta que las promesas del Ministerio no las veamos por escrito», afirmó.

 

Unión de Llevant y Ponent

Otro de los principales retos que se marca la Tarragona de Josep Fèlix Ballesteros será «coser Llevant y Ponent con Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau para lograr una ciudad más cohesionada», según indicó ayer el político de la formación socialista. «Queremos que todas las zonas de la ciudad cuenten con equipamientos y servicios de primera», afirmó ayer el alcalde, quien anunció que «dos aceras deberán permitir que Sant Pere i Sant Pau y Sant Salvador conecten a pie o mediante carril bici con el centro a través de la N-240, llegando hasta Sescelades desde el Pont del Diable», afirmó el político tarraconense.

Analizando las inversiones previstas en los barrios, Ballesteros enfatizó que Ponent será «el epicentro de los Juegos del Mediterráneo de 2017» y que, como tal, «acogerá la Anella Mediterrània». En este sentido, el líder socialista avanzó que «en primavera verán los primeros movimientos de tierra» necesarios para construir las infraestructuras y equipamientos previstos en aquella zona.

Siguiendo por Ponent, el alcalde recordó que Campclar acogerá el futuro equipamiento comercial de IKEA, a la vez que «Les Gavarres tendrá un outlet» que «junto a las instalaciones de los juegos nos permitirán vertebrar todo Ponent como un gran motor comercial y deportivo».

 

‘Somos capital comercial’

Ballesteros reiteró que la ciudad de Tarragona es «capital comercial» y que su prioridad es «compatibilizar la llegada de grandes marcas como El Corte Inglés o IKEA con el pequeño comercio».

El máximo responsable de la administración municipal reconoció un «cierto retraso por causas ajenas a nuestra voluntad» en la reforma del edificio del Mercat Central, del cual se mostró seguro que cuyas obras finalizarán «esta primavera». Asimismo, el alcalde anunció el plan para dinalizar el ocio y el comercio de la Part Baixa.

Finalmente, Ballesteros sacó pecho en los datos turísticos de la ciudad, recordando que «cuando entramos Tarragona recibía 900.000 visitantes. Ocho años después hemos triplicado esta cifra, llegando hasta los 2,7 millones», a la vez que se preguntó «¿qué podríamos llegar a hacer si tuviéramos una mayor oferta hotelera y de campings?».

 

‘El ayuntamiento es lento’

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, reconoció también que la gran asignatura pendiente que deberá afrontar si repite como máximo responsable municipal después de las elecciones del próximo 24 de mayo será «la reforma administrativa». «Pese a que hemos mejorado, aún tenemos un ayuntamiento lento en la resolución de peticiones y en las tramitaciones», remarcó ayer Ballesteros.

Pese a esta autocrítica, el alcalde destacó que «a día de hoy ya pueden hacerse muchos trámites de forma telemática y durante los últimos años hemos mejorado los procesos».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También