Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros: «Ya ha acabado la fase de sufrir, y ahora empezamos la de lucir»

Ayer se inauguró el complejo polideportivo de Campclar, donde los nadadores entrenarán en la piscina cubierta

Carla Pomerol

Whatsapp
El presidente de la Diputació de Tarragona, Josep Poblet, y el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, ayer, visitando el complejo. FOTO: Pere ferré

El presidente de la Diputació de Tarragona, Josep Poblet, y el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, ayer, visitando el complejo. FOTO: Pere ferré

Alumnos de sexto de primaria de la Escola Joan XXIII contemplaban hipnotizados los parlamentos de los diferentes representantes políticos que ayer por la mañana inauguraron el complejo polideportivo de Campclar.

«Este equipamiento es para vosotros». Así se dirigía el presidente de la Diputació, Josep Poblet, a los sonrientes alumnos presentes en la inauguración.

Cabe destacar que la reforma ha costado 1,1 millones de euros, financiados íntegramente por la Diputació de Tarragona. El complejo polideportivo de Campclar es uno de los equipamientos que se han acondicionado para la celebración de los Juegos Mediterráneos, que tendrán lugar desde el 22 de junio al 1 de julio. 

Aunque ayer se presentara oficialmente a la ciudadanía, el equipamiento funciona desde el pasado 2 de octubre.

El recinto recibe diariamente un total de 1.200 usuarios

El alcalde de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros, que inauguró esta instalación hace 33 años como concejal de Esports, lo hizo ayer como alcalde «lleno de orgullo».

Las obras han consistido en la reforma integral de los vestuarios de la piscina y de la zona de servicios de la instalación polideportiva. Entre las mejoras, destacan la accesibilidad, la climatización y la eficiencia energética.

Los arquitectos han trabajado para conseguir una mayor presencia de luz natural, gracias a la habilitación de un patio central, acompañado de una sala para practicar psicomotricidad.

La zona disponible para el gimnasio y las actividades dirigidas ha pasado de tener 300 metros cuadrados a cerca de 700. También se ha construido una zona de sauna y baños de vapor en la piscina municipal de 25 metros.

En total, se han remodelado 1.591 metros cuadrados de la planta baja y 982 del primer piso. Las obras de mejora han tenido un coste de 1.165.928 euros, que ha aportado íntegramente la Diputació de Tarragona.

La excusa perfecta

La celebración de los Juegos Mediterráneos, que tendrá lugar entre el 22 de junio y el 1 de julio, ha sido la excusa perfecta para reformar el equipamiento.

Así lo explicó el alcalde de Tarragona y presidente de la Fundació Tarragona 2018, Josep Fèlix Ballesteros, quien aseguró que «hemos pasado de la fase de sufrir a la fase de lucir».

El edil socialista quiso dejar claro que «lucir no quiere decir fardar, sino estar orgullosos de que los Juegos sean la excusa para mejorar nuestras instalaciones deportivas».

Ballesteros destacó que los Juegos Mediterráneos «han permitido poner al día instalaciones como esta, que quedarán para los ciudadanos, al menos para dos décadas». El alcalde aseguró, en un acto de sinceridad, que «a falta de 90 días para los Juegos, ya siento mariposas en el estómago. De nervios y sobre todo de ilusión».

Por su parte, el presidente de la Diputació de Tarragona, Josep Poblet, explicó que «estas inversiones son para los ciudadanos, con el objetivo de fomentar la práctica del deporte y todos sus valores», y quiso destacar la aportación económica a los Juegos por parte de la institución que preside.

«Hemos hecho un esfuerzo sin precedentes, de casi 40 millones de euros, entre los 27 de la Tàrraco Arena Plaça y los 12 millones destinados a los equipamientos de los municipios sedes de los Juegos».

El complejo polideportivo que se inauguró ayer servirá para acoger los entrenamientos de las prácticas acuáticas y para que los atletas puedan utilizar los nuevos vestuarios. Poco a poco, y a tres meses de la celebración del acontecimiento deportivo, ya van quedando listos los equipamientos del Anillo Mediterráneo.

Lo que más preocupa ahora a las administraciones implicadas es la finalización del Palau d’Esports.

También se está pendiente de la inauguración de la piscina olímpica, a la que se espera que asista algún representante del Gobierno central.

Comentarios

Lea También