Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros aprueba las cuentas con el mayor rechazo desde que es alcalde

Las previsiones de PSC, PP y Unió reciben 13 votos en contra. En diez años de mandato, el máximo que había recibido el alcalde fueron los 12 rechazos de 2008, 2009 y 2010

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pleno municipal que se llevó a cabo ayer y que se alargó por espacio de tres horas. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Imagen del pleno municipal que se llevó a cabo ayer y que se alargó por espacio de tres horas. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Josep Fèlix Ballesteros (PSC) aprobó ayer sus décimos presupuestos municipales como alcalde de Tarragona recibiendo el mayor rechazo del Saló de Plens desde que ocupa la máxima responsabilidad en la Plaça de la Font. El líder socialista – con un pacto de gobierno con PP y Unió Democràtica desde el pasado mes de febrero tras el acuerdo de Casa Canals– chocó ayer contra 13 votos en contra, una cifra récord en la última década y que pone de manifiesto el alejamiento que su gobierno ha sufrido con los cinco partidos de la oposición (C’s, ERC, CDC, CUP e ICV) tras apostar por populares y democristianos.

La situación actual de división casi completa del órgano de decisión municipal no se daba desde hace diez años –en diciembre de 2006 para las cuentas de 2007–, cuando el último gobierno liderado por Joan Miquel Nadal (CiU) con el PP acreditó los mismos 13 rechazos en la votación de los presupuestos municipales. En aquella ocasión los ‘No’ fueron los nueve representantes del PSC –liderados ya por Ballesteros– junto a los dos de ERC y de ICV.


Hace 4 años, ni uno en contra
A lo largo de su mandato al frente de la corporación local el alcalde había recibido un máximo de 12 votos en contra. Esto sucedió en los años 2008, 2009 y 2010, cuando los 13 ediles socialistas estaban en el gobierno local junto a los dos de ERC (Sergi de los Rios y Rosa Rossell) y recibieron los votos contrarios de los ocho ediles de la Convergència i Unió liderada por Joan Aregio y de los cuatro del PP, entonces ya comandados por Alejandro Fernádez. Cabe destacar, sin embargo, de que los populares se abstuvieron en las primeras cuentas del actual alcalde, en el año 2007 para votar las cuentas de 2008.

En el siguiente mandato, los 12 representantes socialistas contaron durante cuatro años con la abstención de los siete concejales del PP, una circunstancia que garantizó la mayoría en el Saló de Plens. Asimismo, la aprobación del plan de ajuste económico en marzo de 2012 derivó en el hecho de que la Convergència i Unió encabezada por Victòria Forns también rebajara su oposición inicial de 2011 junto a Arga Sentís (ICV) y pasara a abstenerse junto a los populares en las cuentas de 2013, 2014 y 2015. Cabe destacar, además, que en el año 2012 para votar los números de 2013 Ballesteros no recibió ningún voto en contra, ya que en aquella ocasión también se abstuvo Iniciativa per Catalunya.

Sin lugar a dudas, la situación más complicada para el alcalde fue el año pasado, cuando sus nueve ediles a raíz de las elecciones de mayo de 2015 estuvieron a punto de ver cómo el Consistorio debía ir a presupuestos prorrogados. En ese momento, el apoyo de PP y del concejal de Unió Democràtica Josep Maria Prats fue ron claves para evitar que no se aprobaran las cuentas. Asimismo, el año pasado los dos representantes de CDC se abstuvieron, por lo que el PSC recibió 11 votos en contra de sus cuentas. Ese ‘Sí’ de PP y Unió fue la previa del acuerdo de gobierno que se firmó el 4 de febrero de 2016 en Casa Canals.


Suben las áreas de PP y Unió
Ayer, el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) aseguró que, pese a las críticas de la oposición, «nos sentimos muy acompañados. Son unos presupuestos creíbles y equilibrados» remarcó el edil socialista.

En global, el Consistorio tarraconse gestionará un volumen total de 152,3 millones de euros, una cifra que es un 2,5% superior a los 149,4 de este año. Precisamente, las áreas que más crecen de las cuentas son las que gestionan el PP y Unió. En materia cultural, Josep Maria Prats (Unió) pasará de una dotación económica de 919.500 euros en 2016 a otra de 1.019.500 para 2017, en un aumento que se traduce en un 10,9%. Por lo que se refiere a las colles castelleres, la aportación que se dará a las cuatro entidades de la ciudad será de 139.150 euros, una cifra que es un 5,4% superior a los 132.000 de este año. Asimismo, cabe remarcar el incremento que experimentará Festes, que pasará de contar con un presupuesto de 584.500 euros a tener un 10,1% más: 643.300. En este aspecto destacan especialmentan las fiestas de Santa Tecla, que suben su partida económica en un 25%, pasando de los 200.000 euros actuales a 250.000.

Significativo es también el aumento que tendrán las áreas gestionadas por el PP. Así, mientras que este año hay una partida de inversión de 600.000 euros para el mantenimiento de «infraestructuras de los barrios y ciudad», el próximo año esta cifra se dobla, al pasar a 1.343.762. Asimismo, Turisme –liderada por Inmaculada Rodríguez– aumentará su dotación económica en un 6,7%, pasando de los 1,19 millones de este año a los 1,27 de 2017.

La tercera concejalía de los populares –deportes– aumentará su presupuesto en un 8%, ya que la aportación al Patronat Municipal d’Esports pasa de 1.402.390 a los 1.520.963. En materia deportiva cabe señalar la mayor subvención que tendrá el Club Bàsquet Tarragona (pasa de 165.000 a 210.000) y el ADT (de 66.000 a 84.000).

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También