Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros busca el consenso de los partidos para definir la hoja de ruta ferroviaria

Ayer hubo una reunión de portavoces para presentar los términos del debate con Reus

Núria Riu

Whatsapp

Las negociaciones para establecer una hoja de ruta de consenso en materia ferroviaria están avanzadas. El miércoles, el concejal de Urbanisme del Ayuntamiento de Reus, Marc Arza, aseguraba en una conferencia en la Cambra de Comerç de esta ciudad que «estamos muy cerca del consenso», y añadía que «en las próximas semanas veremos movimientos». 

El liderazgo lo ejercen Tarragona y Reus, y después de tantos años de fisuras, los protagonistas no quieren que aparezca ninguna sombra de duda. Por ello, el alcalde de Tarragona reunió ayer a los portavoces de los grupos municipales en el Ayuntamiento para avanzarles el contenido de la propuesta marco que se debate. 

El contenido de las negociaciones con el resto de municipios se está llevando completamente en silencio, para evitar cualquier posibilidad de desencuentro. No obstante, el grupo municipal del PSC hace ya unos días que daba a conocer sus prioridades en una rueda de prensa, que son las que se están defendiendo para incluir en este documento marco. Es el caso de la estación de Horta Gran, el by-pass a la altura de La Pobla de Montornès y el mantenimiento de los servicios ferroviarios desde la estación urbana de Tarragona.

«La prioridad deben ser los cuatro millones de usuarios de los Regionales y Cercanías»

Para el líder de Ciutadans, Rubén Viñuales, «la prioridad deben ser los cuatro millones de usuarios de los Regionales y Cercanías, de los cuales 1,8 millones hacen el trayecto Tarragona-Barcelona». La segunda fuerza más votada en el ámbito municipal lamenta que «la falta de diálogo entre Madrid y Catalunya puede representar un grave problema». No obstante, apunta que hay «posibilidades razonables» de que puedan impulsarse algunas de las inversiones necesarias, como puede ser la interconexión de vías, lo cual reduciría el tiempo de viaje hasta Barcelona a menos de 40 minutos.

«Bienvenidas sean las miserias de Girona si esto significa que empezamos a movernos»

Por su parte, el líder del PDeCAT, Dídac Nadal, definía la propuesta de «ambiciosa». «Es muy fácil encontrar un consenso cuando se parte de que lo incluyes todo, pero vamos tarde», argumentaba. Pese a ello, apuntaba que «bienvenidas sean las miserias de Girona si esto significa que empezamos a movernos».

El anuncio de que el aeropuerto de Reus quedaba fuera de la cursa para convertirse en la cuarta pista de El Prat ha sido el detonante que ha impulsado este debate más profundo a nivel de territorio. Pese a ello, las plataformas en defensa del transporte público hace mucho tiempo que vienen trabajando en esta línea y por ello impulsaron el Manifest de Vila-seca en octubre de 2016. Un punto sobre el que incidía la concejal no adscrita, Bea Pérez, quien destacó que «hay voluntad de llegar a un consenso que nos permita defender la recuperación de la Reus-Roda para las mercancías y después el by-pass para los viajeros».

«Hay que superar los partidismos y los falsos intereses de poblaciones, porque esta puede ser la última oportunidad»

La concejal de ICV-EUiA, Arga Sentís, afirmaba que «es la última oportunidad». «Si no llegamos a un consenso, aquí todos podemos perder mucho y debemos entender que una cosa son las soluciones de movilidad, que deben ser compartidas, y la otra las urbanísticas». Mientras que el representante de Units per Avançar, Josep Maria Prats, ponía en valor que «de una vez por todas tendremos un horizonte claro, que nos implique a todos, y responda a un sentido de territorio».

Ninguno de los dos representantes de la CUP acudieron a la reunión, mientras que el portavoz de ERC no quiso hacer valoraciones.

Temas

Comentarios

Lea También