Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros busca la tercera victoria en su última batalla

El líder socialista se presenta por cuarta y última vez. Las grandes incógnitas son el efecto que pueda tener Albert Abelló en CiU y la fuerza con la que entrarán ERC y Ciutadans
Whatsapp
Imagen reciente de este mandato de la composición desde junio de 2011 del pleno municipal de la Plaça de la Font. Foto: Pere Ferré

Imagen reciente de este mandato de la composición desde junio de 2011 del pleno municipal de la Plaça de la Font. Foto: Pere Ferré

Las elecciones del próximo 24 de mayo serán especiales en la ciudad de Tarragona. Tal y como ya ocurriera en 2003 con Joan Miquel Nadal (CiU), el alcalde que aspira a la reelección (Josep Fèlix Ballesteros) ya ha anunciado que estos serán sus comicios de despedida de la política municipal. El líder socialista, que es edil desde 1983 –con la única excepción del periodo comprendido entre 1999 y 2003–, debutó como cabeza de lista en 2003 y logró la primera victoria en 2007, cuando gobernó durante cuatro años con ERC. Desde 2011 lo hace en solitario, si bien ha mantenido un acuerdo a distancia con CiU y PP que le ha permitido gestionar su segundo mandato con tranquilidad.

«Es cierto que, al ser las últimas, afronto estas elecciones con una ilusión especial, pero si no notara el apoyo de los ciudadanos no me presentaría. Además, tenemos el reto de los Juegos de 2017», explica un Ballesteros que, para su última candidatura, ha llevado a cabo una importante renovación en la lista. Así, no continuarán pesos pesados como Carlos Castillo, Carme Crespo, Victòria Pelegrín, Francisco Zapater ni Joan Sanahujes, mientras que el único concejal que sigue desde que Ballesteros tomara las riendas socialistas hace doce años es Pau Pérez. Por contra, el alcalde ha apostado como número ‘2’ por la presidenta de la Germandat del Sant Ecce-Homo, Elvira Ferrando, y ha reforzado el grupo municipal con gente de partido en posiciones importantes, como son los casos de Javier Villamayor (3), Begoña Floria (4), Josep Maria Milà (5) o Ana Santos (6).

La plaza tarraconense es básica para un PSC que, a nivel nacional, se encuentra en plena transición. Con escasas opciones de éxito en Barcelona y Girona, la capital de la Costa Daurada y Lleida se antojan como los grandes ayuntamientos que pueden mantener los socialistas. Los problemas internos del alcalde de Lleida, Àngel Ros, podrían comportar que Tarragona sea, dentro de tres semanas, la única capital de provincia catalana que lidere el PSC, un hecho que reforzaría a Ballesteros dentro de la estructura orgánica del partido.

 

CiU: ‘Volver a empezar’

Por su parte, y después de las dos últimas decepciones electorales, Convergència i Unió ha decidido volver a empezar. El expresidente de la Cambra de Comerç, Albert Abelló, capitanea ahora una nave nacionalista que renovará por completo el grupo municipal, ya que en su revolucionaria lista no hay ninguno de los actuales integrantes del partido en la Plaça de la Font. Entre los diez primeros de la lista sólo aparecen dos militantes de CDC(Joan Adserà y Toni Vera) y dos de Unió Democràtica (Josep Maria Prats y Belén Riola). Los otros seis son independientes (el propio Abelló, Cristina Guzmán, Irene Mallol, Agustín Domènech, Carlos Pedreño y Mònica Martín). Abelló ya ha hecho público que su prioridad será la reactivación económica y dejará en un segundo –o tercer– término el proceso soberanista, pese a que desde la cúpula de CDCse han definido las municipales como unas primarias de cara a las elecciones autonómicas –o plebiscitarias– del próximo 27 de septiembre.

 

Ambición en el PP

Alejandro Fernández (PP) afronta sus terceros comicios como jefe popular. Después de los extraordinarios resultados de 2011, el edil conservador se muestra ambicioso y asegura que ha confeccionado una lista para «gobernar». Por primera vez, el PP apuesta por una independiente como número ‘2’ (Inmaculada Rodríguez), a la vez que ha rejuvenecido la candidatura de forma importante. A diferencia de hace cuatro años, ahora la incógnita será saber si la gestión a nivel estatal de Mariano Rajoy y la presencia de Ciudadanos afectará el liderazgo de Alejandro Fernández.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También