Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros da el pistoletazo de salida al Tàrraco Tapes

Este año se han sumado a la iniciativa 37 locales, que dan una ración y un quinto por dos euros y medio. Otros nueve restaurantes ofrecen un menú integral a un precio de 30 euros

Diari de Tarragona

Whatsapp
Alcalde y representantes de Estrella Damm realizaron ayer una ruta de tapas. FOTO: lluís milián

Alcalde y representantes de Estrella Damm realizaron ayer una ruta de tapas. FOTO: lluís milián

El alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, acompañado de la teniente de alcalde Begoña Floria y de los directivos de Estrella Damm, participó ayer en el inicio oficial de la Tàrraco Tapes 2018, concretamente en el Capuccino de la Plaça de la Font.

Los invitados probaron una cassoleta de botifarró con cebolla caramelizada, antes de dirigirse hacia el Oliveta’s de la Rambla Nova y su explosión de cabeza y pata de ternera en forma de bomba.

La Tàrraco Tapes vuelve en su octava edición con el deseo de superar las 50.000 raciones servidas el año pasado. El itinerario gastronómico –ya convertido en tradición en la ciudad– permite hasta el 1 de mayo saborear un variado surtido de 37 tapas acompañadas de una caña o quinto de Estrella Damm por 2,50 euros.

Además, un total de nueve restaurantes ofrecen un menú integral de tapas con dos medias Estrella a un precio de 30 euros

Casi medio centenar de los mejores establecimientos de hostelería de Tarragona participan en la Tàrraco Tapes con creaciones gastronómicas muy innovadoras.

El director de ventas de Estrella Damm en Tarragona, Josep Lluís Castro, subraya «la apuesta por la originalidad y la calidad de una idea que mantiene el espíritu de la primera edición, que no es otro que reforzar el vínculo entre los hosteleros y sus clientes».

Tal y como se hizo en 2017, se ha contado con el asesoramiento del chef Diego Campos (restaurante Rincón de Diego, con una estrella Michelin) mediante una master class impartida en los locales participantes, donde les ofreció consejos y técnicas para elaborar sus propias propuestas. Tàrraco Tapes es desde el 2010 una ruta pionera en Catalunya y de las más antiguas de España, una apuesta por la gastronomía y el turismo de Estrella Damm, uno de los principales patrocinadores de los Jocs Mediterranis.

Durante la ruta realizada ayer, el alcalde Josep Fèlix Ballesteros –que en algún momento también se encargó de servir tapas al más puro estilo de camarero– aseguró que «es una iniciativa que año tras año es un éxito. Sin lugar a dudas, es un revulsivo importante para el sector de la hostelería y gastronomía de la ciudad».

Comentarios

Lea También