Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros, desimputado por las dietas de la Federació de Municipis

La Audiencia archiva la causa contra el alcalde de Tarragona y otros 40 al considerar que los fondos de la entidad no son \'caudales públicos\'
Whatsapp
Foto: ACN

Foto: ACN

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Barcelona ha decretado el sobreseimiento de la causa contra un total de 40 alcaldes y exalcaldes, entre ellos el de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, por el supuesto cobro de dietas irregulares entre 2011 y 2012 mientras formaban parte de los órganos de la Federació de Municipis de Catalunya.

De este modo, los 40 políticos –entre los que además de Ballesteros están también el exalcalde de Reus Lluís Miquel Pérez, el alcalde de Riudecanyes, Josep Maria Tost, y la alcaldesa de Tivenys, María Beltrán– dejan de estar imputados por el presunto cobro de aquellas dietas.

En un auto decretado a raíz del recurso de apelación presentado por varios de los imputados –Ballesteros entre ellos–, los magistrados han aceptado archivar el caso al considerar que la Federació de Municipis es, jurídicamente, una entidad privada.

A pesar de que sus integrantes sean ayuntamientos y de que sus fondos provengan casi en exclusiva de consistorios y otras administraciones, el auto de sobreseimiento matiza que la Federació en sí misma no es una administración pública, ni tampoco desempeña funciones propias de una administración pública. Afiliarse a ella es voluntario, funciona según el derecho privado, y se rige por la Llei d’Associacions y por sus propios estatutos.

Por todo ello, la Audiencia de Barcelona considera que «desde el momento en que la FCMha ingresado la cuota que se paga por parte de cada Ayuntamiento por formar parte de ella, ese dinero ha perdido la consideración de caudal público», condición imprescindible para que pueda existir una «malversación de caudales públicos», que es el delito por el que se investigaba a los alcaldes.

De este modo, deja de ser relevante si los políticos llegaron a cobrar esas dietas, o si eran realmente dietas o sobresueldos, porque tratándose de fondos privados no es posible la «malversación». De ahí que los magistrados hayan optado por archivar la causa que afectaba a Ballesteros.

Los relojes, en punto muerto

Desimputado por el asunto de las dietas, el alcalde de Tarragona todavía seguiría formalmente imputado por el supuesto regalo de relojes a la cúpula de la Federació en 2011 –que el alcalde de Tarragona también niega haber recibido–: una nueva pieza separada del Caso Mercuri (la 25 BIS-a), vinculada directamente a la de los sobresueldos (la 25 BIS), que trascendió la pasada semana, cuando la juez que lo instruye citó a declarar a 20 responsables políticos acusados de haber recibido el mencionado obsequio.

No obstante, fuentes jurídicas citadas ayer por la agencia EFE afirman que el archivo de la pieza de las dietas «también comporta, en la práctica», el archivo de la pieza abierta por el regalo de los relojes. Y es que el argumento de que los fondos de la FMC no son «caudales públicos» y por tanto no puede haber malversación, sería igualmente aplicable a esta subrama del caso, como lo ha sido en el de las dietas.

Además de Ballesteros, por el caso de los relojes estaban también citados a declarar otros responsables políticos provinciales: Miquel Alonso (exalcalde de Sant Carles de la Ràpita), Gervasi Aspa (exalcalde de Deltebre), María Beltrán (alcaldesa de Tivenys) y Tomás Bigorra (alcalde de Vilaplana). Las declaraciones por este asunto debían llevarse a cabo los días 19 y 20 de marzo y 8 y 10 de abril, pero es más que improbable que lleguen a efectuarse dado su previsible sobreseimiento.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También