Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros gana con claridad en TGN mientras CiU y PP se hunden

El PSC se impone por tercera vez consecutiva. Ciutadans, Esquerra y CUP irrumpen con fuerza en el Saló de Plens y fracaso de Convergència i Unió, que sufre los peores resultados de su historia
Whatsapp
Josep Fèlix Ballesteros, celebrant els resultats electorals. Foto: Pere Ferré

Josep Fèlix Ballesteros, celebrant els resultats electorals. Foto: Pere Ferré

Josep Fèlix Ballesteros (PSC) seguirá cuatro años más como alcalde de Tarragona. El líder socialista aguantó ayer el tsunami y se impuso con una inesperada claridad, confirmando que, pese a la mala situación por la que pasan las siglas del PSC, su imagen sigue bien valorada por parte de la ciudadanía.

Y es que pese a perder 3.400 votos y tres concejales, el líder socialista será el alcalde de una capital de provincia catalana que tendrá un mejor panorama, ya que ayer dobló en apoyos y ediles a la segunda fuerza, Ciutadans, convirtiéndose en el gran valor socialista a nivel catalán, ya que en Lleida Àngel Ros mantendrá la alcaldía pero bajó de 15 a 8 ediles. Los socialistas se hundieron, asimismo, en Barcelona y Girona.

Sin embargo, la gran vencedora moral de la noche fue Ciutadans, que irrumpirá en el Saló de Plens con cuatro concejales y con Rubén Viñuales como jefe de la oposición. El partido naranja sorprendió a propios y extraños, logrando casi siete mil votos.

Ciutadans logró los mismos ediles que una exultante Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que vuelve de la mano de Pau Ricomà con los mejores resultados de su historia (casi seis mil votos), ya que su techo eran los dos ediles que logró en 2003 y 2007.

Los independentistas superaron en votos a un deprimido Partido Popular, que después de la explosión de 2011 ahora vuelve a las cifras habituales que había tenido hasta hace cuatro años: cuatro concejales. Pese a ello, los resultados de ayer son un batacazo para las aspiraciones de alcaldía de Alejandro Fernández.

Los comicios de ayer demostraron que los ciudadanos votaron por una parte en clave local, pero que también lo hicieron en el aspecto nacional. Y es que a partir del 13 de junio, la Plaça de la Font tendrá tres partidos soberanistas, con 9 de sus 27 ediles a favor de la independencia. En este sentido, la otra gran sorpresa fue la CUP, que ayer confirmó las buenas sensaciones de la campaña electoral y se estrenará en el Saló de Plens, después de contar con más de cuatro mil votos. Asimismo, también continuará la ecosocialista Arga Sentís.

CiU: un batacazo histórico

Por contra, la gran decepción de la noche fue Convergència i Unió. La formación nacionalista, encabezada en esta ocasión por Albert Abelló, sufrió un previsible batazaco, registrando los peores resultados de su historia, con sólo tres concejales. Los convergentes empeoraron los resultados de 1979, cuando contaron con sólo cuatro ediles, y ahora pasarán a ser la quinta fuerza del pleno municipal.

Asimismo, se da la circunstancia de que, por primera vez, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) no tendrá representación, ya que Albert Abelló y Cristina Guzmán son independientes, mientras que Josep Maria Prats es de Unió Democràtica. Un dato que, sin lugar a dudas, obligará a reflexionar a la federación nacionalista sobre el cambio de proyecto que realizó a principios de año, tras forzar el relevo de Victòria Forns.

 

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También