Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros rechaza organizar en 2018 una prueba de la ‘Fórmula 1 del aire’

El campeonato mundial de aeronáutica Red Bull Air Race World Series ha ofrecido traer el espectáculo a la ciudad de Tarragona, pero el Consistorio lo ha rechazado por el elevado coste que supondría: tres millones de euros

Octavi Saumell

Whatsapp
La competición de Red Bull Air Race World Series nació en el año 2003.  FOTO: Red Bull Air Race

La competición de Red Bull Air Race World Series nació en el año 2003. FOTO: Red Bull Air Race

El Ayuntamiento de Tarragona ha rechazado organizar en 2018 una prueba de la Red Bull Air Race World Series, el campeonato mundial que combina la velocidad con la acrobática entre aviones deportivos que está considerado como la Fórmula 1 del aire. La promotora del espectáculo se puso en contacto con la administración municipal el pasado mes de julio. Desde entonces se han llevado a cabo reuniones entre el concejal de Tarragona 2018, Javier Villamayor (PSC), con intermediarios del evento, sin que se haya podido cerrar ningún acuerdo. Ayer, el propio edil socialista reconoció los contactos, pero descartó que el campeonato pueda venir a Tarragona en 2018, principalmente por el elevado coste que supondría: un canon de tres millones de euros

«Creemos que es una cifra muy elevada, más en un año en el que queremos destinar todos los recursos posibles para los Juegos del Mediterráneo» explica Villamayor, quien remarca que los contactos con el entorno de Red Bull «han sido muy embrionarios». 

Fuentes de la promotora lamentan que a lo largo de todos estos meses no han logrado reunirse con el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC). «En verano hubo los ataques terroristas, luego las fiestas de Sant Magí y Santa Tecla y, posteriormente, la agenda del alcalde ha contado con muchas reuniones en Barcelona por la situación política que vive Catalunya» indica el representante del PSC, quien descarta que esta prueba venga a Tarragona en 2018. «Es cierto que podríamos buscar empresas que ayudaran a financiar esta inversión, pero hasta después de los Juegos queremos centrarnos en esta prioridad», afirma Villamayor, quien no descarta intentar organizar la prueba más adelante. «Debemos hablarlo en profundidad, ya que hasta la fecha tenemos un dossier informativo y poca cosa más. No queremos precipitarnos ni tomar decisiones con prisas en una inversión tan elevada», señala. 

Red Bull, a la espera

Pese a la claridad con la que se expresa Villamayor, lo cierto es que la promotora del espectáculo no ha recibido aún ninguna contestación por parte del Ayuntamiento. «Viendo el silencio, enviamos una carta a Villamayor el 14 de octubre, pero no ha contestado. Debemos decir algo este mismo mes, ya que no queda más tiempo de margen» afirman fuentes cercanas a la organización en declaraciones al Diari. También destacan que, pese a los tres millones de euros necesarios para lograr la prueba, «se trata de una competición que significaría una gran promoción para la ciudad de Tarragona, ya que cada prueba cuenta con una audiencia televisiva de 500 millones de espectadores gracias a las más de 170 televisiones que ofrecen el espectáculo en directo» remarcan las fuentes a las que tuvo acceso ayer este periódico. 

Temas

Comentarios

Lea También