Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Ballesteros tensa el gobierno y se alía con Ciutadans

La foto de la discordia. El alcalde cierra un acuerdo de espaldas al PP para aprobar el presupuesto con Ciutadans. Los populares priorizaban pactar las cuentas con la edil no adscrita, Beatriz Pérez

Octavi Saumell

Whatsapp
Rubén Viñuales y el alcalde Josep Fèlix Ballesteros. FOTO: Mauri

Rubén Viñuales y el alcalde Josep Fèlix Ballesteros. FOTO: Mauri

Semana horribilis en la relación que mantiene el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), con su socio de gobierno, el Partido Popular (PP)

 Después de la polémica generada por las discrepancias que ambos partidos mantienen sobre la gestión de la joya de la corona de los Juegos del Mediterráneo, el Palau d’Esports de Campclar, este miércoles se ha dado un nuevo episodio, cuando el líder socialista ha anunciado públicamente un acuerdo con Ciutadans de espaldas a los populares para tirar hacia adelante el presupuesto municipal. 

El pacto entre el líder del PSC y los naranjas, sin embargo, no se limita únicamente a incluir en las cuentas dos millones de euros para un plan de choque de barrios, sino que una de las exigencias sine qua non del portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, ha sido la de sellar el acuerdo con una fotografía, a lo que sorprendentemente ha accedido el alcalde.

No debe olvidarse que Ciutadans no votará a favor del presupuesto, sino que únicamente se abstendrá, por lo que la publicación de la fotografía ha provocado todo tipo de especulaciones que sitúan una segunda fotografía, esta vez en forma de pacto de gobierno, para después de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. 

Malestar en el PP   

La escenificación del acuerdo no ha sentado nada bien entre los cuatro ediles del Partido Popular. Según las fuentes consultadas, la opción de los populares no era la de sellar las cuentas con Ciutadans, sino que se apostaba por lograr la abstención de la edil no adscrita –y exconcejal de los de Viñuales–, Beatriz Pérez. «Había esta posibilidad, ya que únicamente necesitamos una abstención», ha afirmado el portavoz del PP, José Luis Martín, quien «tenía constancia» de la reunión entre Ballesteros y Viñuales, pero «no sabía» que el encuentro era para acordar la abstención de los presupuestos y, mucho menos, que el alcalde se haría una fotografía con el futuro candidato de Ciutadans, quien ha declarado tras el pacto que «las promesas electorales están para cumplirse, y el plan de barrios ya es una realidad». 

Martín, poco después, ha saltado a la yugular de Viñuales, a quien ha recordado que en las cuentas «no se prevé ningún plan de choque de barrios, ya que se sigue la misma linea de los últimos años, que es invertir dos millones en vía pública, jardinería, parques infantiles y alumbrado». 

Críticas de la oposición

Las formaciones que no están en el gobierno se muestran especialmente críticas con el pacto de Ballesteros con Ciutadans, ya que aseguran no tener aún las cuentas que serán aprobadas en el pleno del 21 de diciembre. 

«Es un acuerdo que estaba cantado, y que va en la linea de girar hacia la derecha de Ballesteros», afirma el portavoz de ERC, Pau Ricomà, quien se pregunta: «Qué será lo siguiente? pactar con VOX?». 

Dídac Nadal (PDeCAT) considera que la entente cordiale entre PSC y Cs «ya viene de lejos, como se ha podido comprobar en temas como Inipro o los Juegos del Mediterráneo», y da por hecho el pacto sociociudadano para después de los comicios.

Lo mismo piensa Laia Estrada (CUP): «El aval demuestra que en Ciudadanos están poco predispuestos a  que la política funcione diferente a la ciudad, y que les importa más ser engañados por el PSC», indicó la edil cupaire. Arga Sentís (ICV) no ve «ninguna sorpresa» que «en año electoral haya inversiones en vía pública». 

Finalmente, Beatriz Pérez (no adscrita) despejó el gran enigma. «El pacto es innecesario. Si hay una dotación importante en inversiones que no dependan de la venta de patrimonio, seguramente otros ediles también nos abstendremos». Al final, hasta sobrarán votos y faltará diálogo...  

Temas

Comentarios

Lea También