Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Be water my friend

#seriesenvena

‘Warrior’. La nueva serie de acción y artes marciales de HBO está basada en una idea original del inolvidable Bruce Lee

Yolanda Fernández

Whatsapp
Andrew Koji protagoniza ‘Warrior’, donde demuestra sus grandes dotes para la lucha. FOTO: HBO

Andrew Koji protagoniza ‘Warrior’, donde demuestra sus grandes dotes para la lucha. FOTO: HBO

Hace casi cincuenta años, en 1971, el legendario Bruce Lee desarrolló la idea de una serie de televisión a la que quería poner por nombre The Warrior y que trataría sobre un arte marcial en el Lejano Oeste americano. Pero esta idea no acabó de convencer a ningún estudio y nadie se la compró. 

La rumorología popular cuenta que la Warner se apropió de esta historia y desarrolló la recordada Kung Fu, protagonizada por el malogrado David Carradine, sin que en ningún momento se acreditara ningún mérito a Bruce Lee. De hecho, la Warner rechazó contratar a Lee como protagonista debido, según la compañía, a su acento y no a su raza. 

Respecto a la apropiación del concepto, la compañía se excusó asegurando que la serie llevaba un tiempo en desarrollo por dos guionistas blancos. La viuda de Bruce Lee, Linda Lee Cadwell, niega tales afirmaciones atribuyendo la idea en todo momento a su difunto marido. 

Pero más vale tarde que nunca. Y la idea de Bruce Lee finalmente se ha materializado. La cadena de televisión por cable Cinemax ha desarrollado el proyecto y en España podemos verla a través de HBO.
Warrior es una serie creada finalmente por Jonathan Tropper, cocreador de Banshee, y Justin Lin, director de todas las cintas de Fast & Furious desde su tercera entrega. Les acompañan en la producción ejecutiva la hija de Bruce Lee, Shannon Lee. 

Bruce Lee tuvo una idea, la plasmó por escrito y surgió el concepto de la serie ‘Warrior’

A pesar de su experiencia, Justin Lin no está al frente de ningún episodio como director y se ha limitado al desarrollo de la idea.

Pero de qué va Warrior
A estas alturas ya os estaréis preguntando ¿pero esta serie de qué trata? Pues la verdad es que viendo los ideólogos y al actor protagonista queda poco espacio para la duda. 

Warrior es una serie en la que las artes marciales están muy presentes desde el minuto uno. 

La acción transcurre en el San Francisco de finales del siglo XIX a donde llegaban barcos desde China cargados de gente humilde con ganas de prosperar y salir adelante. Entre ellos, Ah Sahm (Andrew Koji) un joven chino que viene en busca de una mujer que desapareció en su pueblo natal. Ah Sahm es un prodigio de las artes marciales y nada más bajar del barco ya tiene que demostrarlo al verse envuelto en una pelea sin casi buscarlo. 

Koji y Lee
Parecidos más que razonables

Nadie puede negar que el protagonista de ‘Warrior’, Andrew Koji, guarda un increíble parecido físico con Bruce Lee. Además, cuando entra en acción y le vemos luchar parecen almas gemelas. A mí por momentos solo me falta escucharle hacer esos grititos tan característicos que tenía Lee en plena lucha

Tras esto, acaba convertido en el asesino a sueldo del tong más poderoso de Chinatown. Los tong son un tipo de organización formada por inmigrantes chinos que controlan todas las actividades criminales de Chinatown. Estas organizaciones, además de enfrentarse entre ellas, deben luchar contra la corrupta policía y la clase trabajadora irlandesa,  abiertamente racista, que ve en los chinos el peligro de que al ser mano de obra más barata les dejen a ellos sin trabajo. 

Ni un momento de respiro
Ah Sahm finalmente encuentra a la mujer que busca pero no obtiene los resultados que esperaba y se encuentra en San Francisco en medio de una lucha de mafias chinas, rudos irlandeses que se la tienen jurada y un cuerpo de policía corrupto que tampoco es que le ayude mucho. 

Es un hombre de principios que ve cómo su vida da un giro de ciento ochenta grados sin casi pretenderlo. Y su instinto de supervivencia le lleva a tomar decisiones que en otras circunstancias no tomaría. Warrior es sobre todo una serie donde los tortazos, la sangre y las luchas encarnizadas están a la orden del día. Desde luego no es apta para estómagos delicados. Ahora bien, si te encantan las artes marciales y eres fan de Bruce Lee definitivamente esta es tu serie. Aunque es claramente de lucha, las subtramas también son interesantes. Habrá que ver, por ejemplo, qué secreto esconde la misteriosa mujer que busca Ah Sahm o a dónde nos va a llevar la lucha entre chinos e irlandeses. 

Warrior constará en su primera temporada de diez capítulos de los cuales llevan emitidos tres que son más que suficientes para ver por dónde van a ir los tiros, o más bien los tortazos. Yo personalmente estoy disfrutando como una enana.

Temas

Comentarios

Lea También