Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bebida y palomitas a cambio de solidaridad

Cinco salas de la provincia recogerán comida este sábado en favor de los bancos de alimentos

Javier Díaz-Sílvia Fornós

Whatsapp
Una sala de Les Gavarres

Una sala de Les Gavarres

Cinco cines de la provincia de Tarragona se sumarán este sábado a una campaña solidaria para recaudar comida para los bancos de alimentos de Catalunya. Los espectadores de JCA Cinemes Valls, MCB Cinemas Calafell, Ocine El Vendrell, Ocine Les Gavarres y Ocine Vila-seca que lleven dos kilos de productos básicos, como aceite, leche o conservas, recibirán como obsequio palomitas y una bebida. Solo durante la sesión de tarde, de 16.00 a 22.00 horas. Es una iniciativa conjunta de los bancos de alimentos de Catalunya y el Gremi d’Empresaris de Cinemes de Catalunya, en la que participarán 21 salas catalanas.


«En la entrada de los cines habrá voluntarios que recogerán los alimentos y, cambio, darán a los espectadores vales canjeables por la bebida y las palomitas», explica Pilar Sierra, directora del gremio cinematográfico. 
Será la primera vez que se lleve a cabo esta jornada solidaria.  «Hace tiempo que buscábamos la manera de colaborar con los bancos de alimentos de toda Catalunya. Proyectamos sus spots del Gran Recapte y ahora queríamos dar un paso más. Estamos muy ilusionados y, aunque no tenemos ninguna referencia porque es la primera vez que se hace, esperamos que vaya muy bien», apunta Sierra, que confía en que no sea solo una acción puntual: «Esperamos repetir con esta u otra fórmula».

Esta incitativa se enmarca dentro de la campaña La fam no fa vacances que los cuatro bancos de alimentos catalanes (uno por provincia) ponen en marcha en la época estival. Este año alcanza su sexta edición con «más del 20 por ciento de la población catalana por debajo del umbral de la pobreza, una persistencia de la precariedad alimentaria en nuestro entorno y una demanda creciente de alimentos por parte de las entidades».

Lucha contra la pobreza
Los bancos de alimentos catalanes atienden en conjunto a más de 210.000 personas. «Un adulto necesita 400 kilos de alimentos para seguir una dieta equilibrada y, aunque repartimos más de 2,76 millones kilos el año pasado, solo podemos cubrir una comida diaria de aquellos que lo necesitan», explica Òscar Ologaray, portavoz del Banc dels Aliments de les Comarques de Tarragona. 
 

Ologaray recuerda que «luchar contra la pobreza es una tarea de todos y entre instituciones, empresas, entidades y particulares debemos conseguir que el hambre no sea un problema en nuestro territorio». Y hace un llamamiento a «dignificar la pobreza»: «Debemos conseguir integrar plenamente a aquellas personas que lo están pasando mal. Si nosotros podemos cubrirles la alimentación, podrán destinar los pocos recursos de los que disponen a actividades culturales y de ocio. Únicamente cuando consigamos que estas familias puedan normalizar su situación habremos conseguido reducir la pobreza».

La campaña La fam no vacances contará con diversas actividad solidarias para recoger alimentos en toda Catalunya durante los meses de mayo, junio y julio. «Continúan siendo momentos de dificultad y es necesaria la participación e implicación de todos. A pesar de que nos vayamos de vezaacaciones a la playa o a la montaña debemos recordar que la fam no fa vacances», concluye Ologaray. 

Temas

Comentarios

Lea También