Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Begoña Floria asegura que ha explicado al juez 'lo que es ciberactivismo'

Ha negado que los voluntarios que hacían esta actividad cobrasen a través de Inipro

Àngel Juanpere

Whatsapp
Begoña Floria entra a los juzgados de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Begoña Floria entra a los juzgados de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Después de unas dos horas y media de declaración, la concejal Begoña Floria ha terminado su declaración ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona sobre su participación en el Caso Inipro. Floria, ante los periodistas, ha dicho que se encontraba "muy satisfecha" porque le había podido explicar al juez lo que es el ciberactivismo, "cómo se trabaja con el voluntariado en el PSC. Estoy muy tranquila", ha asegurado. En todo momento ha negado que los que participaron en este ciberactivismo cobrasen algún tipo de sueldo, como parece insinuar el magistrado Joaquín Elías Gadea en su auto del pasado mes de noviembre. El escrito del juez da a entender que el dinero que había cobrado Inipro por unos trabajos no hechos habría servido para financiar dicha actividad. Y es que tres de estos voluntarios son personas que habían sido contratados por Inipro.

Durante los nueve minutos que ha durado su intervención ante los medios de comunicación, la concejal basó su intervención en recalcar una y otra vez que las personas que realizaban el ciberactivismo eran voluntarias: "Es una actividad de compromiso que se hace desde el voluntariado. Por lo tanto no me cabe en la cabeza pensar que se cobre". Y recalcó: "Para mí es inconcebible que alguien pueda pensar que se cobra por hacer una tarea absolutamente voluntaria, para hacer un proyecto en el que crees, que es el proyecto del Partit Socialista".

La existencia de un grupo denominado ‘PSC Ciberactivistes Ballesteros’ se inicia como una comunicación de fecha 13 de septiembre de 2011. En ella, Begoña Floria señala, entre otras cosas: «(...) En aquest sentit hem posat en marxa un equip de ciberacció que s’encarregarà d’aquesta coordinació. Són Mario Burzuri, Cecilia Magnini i Alejandro Caballero –los tres investigados en la causa–. Amb ells i jo mateixa, i també Gustavo anirem impulsant la xarxa. En aquest sentit estaria bé que si conegueu gent del partit que tingui interés en formar-hi part ens aviseu».

El correo fue respondido por Gustavo Cuadrado: «Qui rep aquest mail? Tinc por de ficar noms... estan cobrant de naltros. Clarifiquem que són voluntaris».

Para el magistrado, la respuesta de Cuadrado «pone de manifiesto que la actividad realizada por los miembros del grupo de ciberactivistas es retribuida y que además los componentes de este grupo coinciden con las personas que en ese momento han sido contratadas por Inipro. Tampoco me pasa desapercibido el hecho de que quien firma el correo, Begoña Floria, era la portavoz del grupo municipal socialista y que en el correo afirma que estas personas junto con ella misma irán impulsando la red».

Sobre la coincidencia de que dichas personas también fueron contratadas por Inipro, dijo que "en el grupo éramos 50 personas y por lo tanto hay muchas coincidencias". Floria ha reconocido que ella era la coordinadora y que en algunas ocasiones pedía ayuda. Sobre la contratación de Inipro, ha asegurado que no tuvo nada que ver, que conoció "este caso político" en 2013.

 

 

Temas

  • TARRAGONA

Lea También