Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Boscos Nord, indignado con las obras para llevar el agua a la cárcel

La Associació de Veïns alerta de «falta de transparencia y de compromiso» de esta actuación, que empezó en mayo
Whatsapp
Imagen de una de las calles levantadas del barrio de Llevant, motivo de las quejas de los vecinos. Foto: Lluís Milián

Imagen de una de las calles levantadas del barrio de Llevant, motivo de las quejas de los vecinos. Foto: Lluís Milián

Juan Inglés, presidente de la Associació de Veïns de Boscos Nord, junto al vocal Carles Blasi, han denunciado la gestión de las obras que se están llevando a cabo en la zona norte del barrio de Llevant.

Estos trabajos, que se iniciaron el pasado 25 de mayo (con sorpresa incluida de muchos vecinos), consisten en la instalación subterránea de las cañerías destinadas a abastecer el suministro de agua a la nueva cárcel situada en Mas d’Enric.

Pero lo que en principio iba a ser un trabajo de dos semanas de duración se ha convertido en una pesadilla para el vecindario: incumplimiento sistemático de plazos, afectaciones de movilidad, suciedad, servicios de suministros rotos, agresividad contra el medioambiente y falta de transparencia... Estas son algunas de las quejas que la Asociació de Veïns ha puesto sobre la mesa.

«Ni sabíamos que harían obras ni nos dijeron nada de las afectaciones que padeceríamos», afirma Blasi. Por ello, la entidad vecnina se puso en contacto con trabajadores para esclarecer sus dudas. «Nadie sabía nada e incluso algunas de las mejoras previstas para ir más rápido no se han llevado a cabo», explican.

Las calles Oreneta y Pardal son las más afectadas por los trabajos, pero la zona forestal de alrededor también ha sufrido el impacto de las obras, con decenas de árboles cortados, afirman. Además, los vecinos temen que, una vez terminados los trabajos, se tengan que volver a abrir las calles para la instalación eléctrica.

El concejal de Territori del Ayuntamiento, Josep M. Milà, argumentó a este rotativo que existe un informe desde diciembre de 2014 donde constan la ejecución de estos trabajos, y que «estas obras son competencia del Departament de Justícia de la Generalitat».

El edil añade que el 20 de julio los trabajos habrán finalizado y que, respecto a las molestias ocasionadas, «ya se han concretado reuniones con la asociación vecinal de Boscos Nord para hablarlo». El concejal Josep M. Milà aseguraba que no tenía conocimiento de una posible agresión medioambiental.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También