Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Buenos resultados, poco espectáculo

Una Trina, de naranja, por supuesto, fue de las pocas emociones que deparó la noche electoral de Ciutadans. El escaño de Del Campo nunca peligró

Norian Muñoz

Whatsapp
Un momento de la llegada de Sergio del Campo a la sede de Ciutadans en Tarragona, ubicada en la calle Pons d’Icart.  FOTO: Pere Ferré

Un momento de la llegada de Sergio del Campo a la sede de Ciutadans en Tarragona, ubicada en la calle Pons d’Icart. FOTO: Pere Ferré

A las nueve de la noche en la sala de actos que Ciutadans había preparado en su sede de la calle Pons d’Icart para seguir la noche electoral había apenas tres almas: otro periodista y dos personas preparando el sonido. Una hora más tarde, la situación no había cambiado.

Algo más tardarían en llegar los primeros apoderados. Cansados, muchos optaron por entregar el material e irse a casa, «que mañana hay que trabajar». 

Definitivamente, aquí el espectáculo no iba a ser el fuerte, a pesar de los buenos resultados. Tal vez tuviera que ver con que el escaño que ostenta Sergio del Campo en el Congreso de los Diputados no peligró en ningún momento: ni en los primeros sondeos a pie de urna ni a lo largo del recuento. De hecho, el partido naranja en Tarragona pasa de ser la sexta fuerza política en las elecciones generales de 2016 a la tercera en estas de 2019.

Con todo, hubo apoderados que decidieron hacer un esfuerzo a ver si escuchaban las palabras de Del Campo. Un par de mujeres jóvenes, de las que más tardaron en llegar, preguntaron: «Venimos muertas de hambre, ¿queda algo de pica pica?». Un hombre tardó en responderles: «Creo que hay una galletas en la entrada». Pero no, a esa hora apenas quedaba el paquete del surtido de Cuétara, así que la mayor emoción a la que pudieron aspirar fue a un vasito de Trina que, por supuesto, era de naranja.

Un poco más didáctica se puso la cosa cuando Matías Alonso, diputado al Parlament, tablet en mano, iba cantando los diputados que había en cada provincia comentando la jugada. Un suspiro contenido recorrió la sala cuando, por momentos, parecía que el partido arañaba un diputado más a nivel nacional.

‘I love you baby’

Los aplausos arrancaron, por fin, pasadas las once, cuando Sergio del Campo apareció en la sala. Hubo quien comenzó a cantar «Sergio del Caaampo», al ritmo del I love you baby, de Gloria Gaynor.

Pero, tras los abrazos y los saludos, el diputado, de 37 años y zaragozano de nacimiento, desapareció para terminar de ver los resultados electorales. Aquí la consigna era no hablar hasta que lo hiciera Albert Rivera... Y lo cumplieron, para desesperación de los periodistas que tenían que cerrar sus ediciones.

Después de Albert

Al filo de la medianoche, por fin,  Del Campo agradeció su trabajo a su gente y comenzó por felicitar  «a los socialistas porque han ganado las elecciones».
 «Ciudadanos es el futuro de España, de Catalunya y de Tarragona», comenzó, para luego afirmar que su partido «es un proyecto ganador y de futuro porque cada vez que abrimos las urnas el voto naranja crece, como hemos podido comprobar en autonómicas, en Andalucía y ahora en toda España». Por eso, aseguró: «Ejerceremos una oposición potente en esta nueva legislatura». 

 Acompañado por miembros de la lista, diputados, concejales y afiliados y simpatizantes (Rubén Viñuales, alcaldable por Tarragona, no pudo asistir porque estaba en cama con fiebre), Del Campo celebró haber pasado de ser la sexta a la tercera fuerza en Tarragona. «Los ciudadanos han valorado el trabajo que Cs hizo por Tarragona y Terres de l’Ebre en la legislatura pasada, trayendo más inversiones sociales y en infraestructuras», dijo.

 Finalmente, el cabeza de lista  celebró el incremento de la participación en un 18% en estas elecciones, lo que ha supuesto que «Ciudadanos haya crecido en 80% de diputados en Congreso». En ese sentido, apuntó que «hay esperanza, el cambio llegará y Ciutadans seguirá creciendo».
Todavía quedaba algo de Trina.

Temas

Comentarios

Lea También