Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Busca a los héroes que salvaron la vida a su hija en la Arrabassada

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado sábado, cuando la pequeña de 9 años estuvo a punto de ahogarse en la Platja de l’Arrabassada. Su madre fue a rescatarla, pero no pudo, y tres chicos lo consiguieron. Ahora los busca

Carla Pomerol

Whatsapp
FOTO: Lluis Milián/DT

FOTO: Lluis Milián/DT

Sonia Martínez, una vecina de Tarragona, busca a tres chicos que salvaron la vida a su hija de 9 años. Quiere agradecerles lo ocurrido, pero sabe poco de ellos.  Todo ocurrió el pasado sábado, cuando la pequeña fue a dar un paseo a la playa acompañada de familiares y amigos. Eran las siete y media de la tarde y los socorristas de la Platja de l’Arrabassada ya habían acabado su horario laboral. La pequeña pidió a su madre permiso para meterse en el agua. Ambas se desplazaron hasta la orilla, mientras los familiares se quedaban en el paseo. 

«Mi hija entró en el agua y yo la esperaba en la arena. Ella es muy prudente y además sabe nadar», explica Sonia. Pero cada vez se alejaba más de la orilla, hasta que la madre la perdió de vista. Sonia no se lo pensó dos veces y entró rápidamente al agua. «Le vi la cara de preocupación y empezó a gritar. Yo veía cómo las olas se la tragaban. Nunca me había encontrado con nada parecido», relata la madre, quien añade que «yo no llegaba y decidí gritar para pedir ayuda». 

Un chico de unos 30 años avanzó a Sonia por la derecha en busca de la pequeña. Por la izquierda la pasaron dos chicos más –uno de unos 50 años, «que parecía argentino», y el otro era más joven, con ojos claros–. «Quise memorizar sus caras para poder agradecérselo en otras circunstancias, pero los nervios no me dejaron», relata Sonia.

Uno de los chicos consiguió rescatar a la pequeña y llevarla hasta la orilla. A Sonia también la tuvieron que ayudar, ya que las fuertes corrientes no le permitían salir por su propio pie. El padre de la pequeña, que en el momento de los hechos se encontraba en el paseo, también salió corriendo a por ellas. Sonia no preguntó el nombre de los chicos que salvaron la vida a su pequeña.

«Me gustaría reencontrarme con ellos para darles las gracias. Me devolvieron la vida de mi hija y para mí esto tiene mucho valor», explica Sonia, quien añade que «llegó un momento en que pensé que no salíamos de allí». Sonia denuncia que se quiten las banderas que marcan la peligrosidad en las playas cuando se acaba el horario laboral de los socorristas. «Si yo hubiera visto que había bandera roja, no habría dejado entrar a mi hija en el agua», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También