Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Buscan a los pirómanos que han causado 18 fuegos en el barrio de Sant Salvador de Tarragona

Uno de los más importantes se produjo el pasado 16 de julio. Las llamas estaban a unos 100 metros de las casas

Àngel Juanpere

Whatsapp
Un agente rural investiga uno de los incendios originados el pasado mes de julio, concretamente en la zona de Sant Ramon. Foto: dt

Un agente rural investiga uno de los incendios originados el pasado mes de julio, concretamente en la zona de Sant Ramon. Foto: dt

No hay pistas de quiénes son, pero los agentes rurales saben que detrás de los 18 incendios de vegetación –la mayoría, forestales– que se han producido este año en la zona del barrio de Sant Salvador y Sant Ramon está la mano humana. Y no parece indicar que hayan sido un descuido de alguien, pero en ninguno de los focos analizados se ha encontrado resto alguno sobre el origen.

Los incendios –ver recuadro inferior– no siguen ninguna pauta. Algunos están al lado del núcleo urbano, otros en pleno bosque, eso sí, normalmente al lado de caminos o muy cerca de ellos. A los pirómanos no les importa que sea un punto de paso de personas. El fuego originado el pasado lunes en el Barranc del Comellar es un vial de paso de personas y ciclistas porque comunica el barrio con el Pont del Diable. Aun así, a las ocho de la tarde, con bastante tránsito, los autores provocaron dos incendios, a pocos metros de distancia. El siniestro, al ser detectado en un principio, pudo ser sofocado rápidamente por los bomberos. De no ser así, tenía mucho bosque por quemar. En otros casos, cuando los bomberos llegaron al lugar el incendio ya se había apagado por sí solo, como el ocurrido el 3 de enero.

La investigación

Los agentes rurales, al detectar la proliferación de incendios en dicho barrio, comenzaron una investigación. En todos los casos pudieron localizar el área de inicio. Sólo en uno de los incendios –el ocurrido el pasado lunes en el Barranc del Comellar– se han detectado dos focos.

Los investigadores han analizado si el o los pirómanos habían dejado algún residuo del material usado para prender fuego, como mecheros, mechas, etc. El resultado ha sido negativo. También se ha analizado si usaron algún tipo de acelerante químico de los que se pueden comprar habitualmente, como gasolina, gasoil e incluso alcohol. Sin rastro.

Los agentes rurales también han hablado con testigos que paseaban por las zonas de los incendios, pero sólo han podido aportar datos de antes o de después del inicio de los incendios. Ninguno vio el momento de iniciarse. Sí que hay una cierta coincidencia con que las personas vistas eran niños o adolescentes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También