Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Buscan a los tres ocupantes de un coche que intentó atropellar a un mosso en la AP-7

Uno de los agentes disparó dos veces al ver que querían atropellar a otro compañero

Àngel Juanpere

Whatsapp
Dos agentes de la Unitat de Mobilitat Operativa (UOM) de los Mossos vigilancia el área del Mèdol.  FOTO: DT

Dos agentes de la Unitat de Mobilitat Operativa (UOM) de los Mossos vigilancia el área del Mèdol. FOTO: DT

Un agente de los Mossos d’Esquadra tuvo que disparar al ver que un turismo intentaba atropellar a un compañero cerca de la salida de la autopista AP-7, en la zona de La Canonja. Dicho vehículo había emprendido la huida en la zona del Penedès cuando una patrulla de dicho cuerpo policial lo quiso identificar. Finalmente, los tres ocupantes lograron darse a la fuga a pie, tras abandonar el vehículo.

Los agentes de la Unitat Operativa de Mobilitat –que se dedican principalmente a la prevención de delitos en los transportes públicos y vías rápidas de comunicación– se encontraban en el área de servicio Penedès, en el kilómetro 208 de la autopista AP-7, en el término municipal de Banyeres. Los policías observaron un vehículo Seat Exeo de color gris oscuro familiar, ocupado por tres personas que les pareció sospechoso, por lo que decidieron seguirlo.

Los ocupantes del coche se percataron del vehículo policial cuando los agentes intentaron pararlo a la altura de Torredembarra. El conductor, lejos de detener la marcha, emprendió la fuga a gran velocidad en sentido València

Ante este contratiempo, los agentes solicitaron que se cerrasen las próximas salidas de la autopista: la 33 –Tarragona-Valls–, la 35 –La Canonja– y la 36 –Vila-seca-Salou–. Agentes de diferentes unidades de la Policía Autonómica se apostaron en dichos puntos esperando a que pasase el vehículo infractor.

En la salida de La Canonja, al igual que se ha hecho en ocasiones parecidas, una patrulla provocó expresamente una retención de vehículos para que los fugados no pudieran seguir circulando. Lejos de amedrentarse, el coche siguió por el arcén en dirección a la salida de la autopista.

El turismo aminoró la velocidad para seguidamente acelerar para intentar atropellar a uno de los agentes del peaje que le hacía indicaciones para que parase, que tuvo que apartarse para no resultar herido. Ante ello, un compañero efectuó dos disparos: uno al aire y otro a la rueda. 

Finalmente, los tres ocupantes, después de rebasar la barrera del peaje, abandonaron el vehículo – que presentaba daños– en la rotonda de acceso a la T-11. Los tres ocupantes se perdieron en el campo de olivos de La Boella. A partir de este momento se desplegó un amplio dispositivo para localizar a los sospechosos, con resultado negativo.

Los agentes de la Unitat d’Investigació de la comisaría de Reus se han hecho cargo del asunto. El conductor, en caso de ser detenido, se enfrenta a un delito de conducción temeraria.

Comentarios

Lea También