Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CDC escoge hoy al candidato que llevará a la asamblea de militantes

Se trata de la primera vez que la formación nacionalista organiza elecciones primarias para decidir el alcaldable
Whatsapp
Imagen del pasado miércoles del coordinador general de CDC, Josep Rull, en la sede de la formación nacionalista en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Imagen del pasado miércoles del coordinador general de CDC, Josep Rull, en la sede de la formación nacionalista en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) tiene esta tarde, a partir de las 19 horas, una cita con la historia. Por primera vez desde su fundación, el Comitè Local de la formación nacionalista en Tarragona llevará a cabo hoy unas elecciones primarias para decidir el candidato que propondrá para que sea ratificado por parte de la asamblea de militantes para liderar la lista de CiU en los comicios municipales, que este 2015 se celebrarán el 24 de mayo o, lo que es lo mismo, dentro de sólo 125 días.

Después de semanas de intenso debate, finalmente serán dos las opciones entre las que deberán escoger los 31 miembros con derecho a voto que hay en el ente orgánico del partido en la ciudad: la continuidad que significa seguir apostando por la portavoz municipal y diputada en el Parlament de Catalunya, Victòria Forns; o la revolución propugnada por el actual presidente de la Cambra de Comerç, Albert Abelló. Como era de esperar, finalmente no estará sobre la mesa la tercera vía que podría haber significado el presidente del Comitè Local, Jordi Sendra, quien ha decidido dar un paso hacia atrás y renunciar definitivamente a sus aspiraciones para ser el alcaldable.

Sólo Nadal ha repetido

Se trata de la primera ocasión en la que el Comitè Local convergente no apoyará en bloque una opción para liderar la lista, tal y como sí que hizo en el pasado con Josep Sendra (1979), Ramon Franquès (1983), Josep Gomis (1987), Joan Miquel Nadal (1991, 1995, 1999 y 2003), Joan Aregio (2007) y Victòria Forns (2011).

A lo largo de las últimas semanas varios han sido los intentos de la cúpula del partido para lograr una «candidatura de síntesis», según manifestó el pasado miércoles el secretario general de la formación, Josep Rull. Tanto él como el vicesecretario de Relacions Institucionals, Lluís Corominas, apoyan públicamente la opción de Abelló y, por ello, desde hace meses han mantenido varias reuniones con Forns para intentar que renuncie. Pese a ello, Forns no ha cedido, ha presentado batalla a la dirección nacional y hoy serán los integrantes del Comitè Local los que decidirán si quieren que continúe.

Forns, que en caso de ser la escogida sería la primera persona tras Joan Miquel Nadal que lidera en más de una ocasión una lista convergente en Tarragona, ha reivindicado el Dret a Decidir de los afiliados, por lo que considera que «deben ser sólo los militantes de Tarragona los que escojan el candidato», según manifestó en la entrevista que publicó el Diari el pasado 4 de enero.

Entre los factores que juegan a favor de Forns está el hecho de que su elección no supondría ninguna polémica con el socio de federación, Unió Democràtica, mientras que su continuidad significaría dejar atrás la sensación de eterna transición que vive CiU desde la marcha de Nadal. Por contra, Forns no cuenta con el apoyo de la cúpula del partido, ya que las encuestas que maneja el partido no son, para nada, optimistas con su continuidad.

Una lista ‘sin políticos’

Por su parte, Albert Abelló se presenta como una auténtica revolución. «No quiero a ningún político en mi lista», manifestó en la entrevista que publicó este periódico el pasado 24 de diciembre. Durante esa conversación, el presidente de la Cambra expuso que su idea es contar, principalmente, con personas «independientes de fuera del partido», a la vez que abrió la puerta a modificar el acuerdo con Unió Democràtica e intentar una lista unitaria con Esquerra Republicana, una oferta -sin embargo- que ya ha sido rechazada por ERC.

Abelló tiene la ventaja de contar con el OK de la cúpula del partido nacionalista, si bien sus palabras para intentar romper con «la forma tradicional de hacer política» no han gustado a gran parte de la militancia. Pese a ello, el pasado miércoles Josep Rull se alineó públicamente del lado del presidente de la Cambra, de quien destacó «su implicación en la sociedad civil», a la vez que reconoció se trata de una posibilidad «que hemos estudiado y de la que estamos convencidos. Su nombre se propuso desde Tarragona».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También