Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CDC expedientará a los concejales críticos con la campaña de Abelló

El presidente del Comité Local, Jordi Sendra, afirma que 'el partido tomará las medidas que sean necesarias'
Whatsapp
Imagen del pasado mes de enero de Josep Rull, Jordi Sendra y Victòria Forns en la sede de Convergència Democràtica de Catalunya. Foto: Pere Ferré

Imagen del pasado mes de enero de Josep Rull, Jordi Sendra y Victòria Forns en la sede de Convergència Democràtica de Catalunya. Foto: Pere Ferré

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ya ha iniciado los primeros pasos para expedientar a los militantes y concejales que se han expresado –públicamente– de forma crítica con la candidatura electoral encabezada por Albert Abelló. Así lo confirma al Diari el presidente del Comité Local de la formación nacionalista en Tarragona, Jordi Sendra, en una entrevista que saldrá publicada en la edición de mañana de este periódico.

«Hay algunos afiliados y ediles que han remado absolutamente en contra de la candidatura de Abelló. El partido tomará las medidas que sean necesarias para que esto no vuelva a repetirse», asegura el máximo responsable orgánico del partido en la ciudad.

«Durante los últimos meses de 2014 intentamos acordar una lista unitaria, en la que pudiéramos integrar a Victòria Forns en una candidatura que fuera encabezada por Albert Abelló, pero ella no quiso», explica Sendra, quien considera que «este ha sido uno de los factores que nos ha perjudicado más, ya que los votantes han castigado las divergencias internas».

‘Priman el interés personal’

El líder nacionalista en la ciudad considera que las elecciones primarias que se llevaron a cabo el pasado 19 de enero entre Abelló y Forns –que fueron ganadas por el primero por un estrecho margen de 16 votos a 12– «fueron absolutamente democráticas, pero a partir de ese momento ni Victòria Forns ni el resto del grupo municipal se sumaron al proyecto».

El actual senador y exconcejal del Ayuntamiento de Tarragona critica que los integrantes de CDC del grupo municipal en la Plaça de la Font (a excepción de Frederic Adan), «no han entendido que los proyectos del partido para la ciudad están por encima de los intereses personales. Me hubiera gustado que hubieran asumido el resultado y que nos hubieran ayudado, pero, en cambio, han remado absolutamente en contra del proyecto de Convergència i Unió».

Especialmente crítico se muestra Sendra con la actual portavoz de CiU en el Consistorio y diputada en el Parlament de Catalunya, Victòria Forns. «Es diputada en el Parlamen de Catalunya, por lo que cuando viene a Tarragona el President de la Generalitat debe estar presente. Si ella está en el Parlament es porque así lo quiso Artur Mas», afirma el político independentista en referencia a la ausencia de la anterior candidata en todos los actos de la pasada campaña electoral.

«Forns dice que el de Abelló no era su proyecto, pero esto es equívoco, porque es evidente que el proyecto de CiU en Tarragona es ganar las elecciones, independendientemente de quién lidere la lista. Como pasó hace cuatro años», añade Sendra.

Sendra afirma que los militantes y ediles que se han expresado en contra de la lista nacionalista «no han sido muchos, pero hay algunos que han ido públicamente en contra de la candidatura. El partido tiene capacidad para tomar medidas en este sentido. No tenga ninguna duda de que se tomarán. Esto no puede pasar».

Especificando en los casos de los ediles Forns, Xavier Quintana, Maribel Rubio y Òscar Busquets, Sendra remarca que «los cuatro concejales están afiliados a CDC y han actuado contra el interés del partido, creando un grave perjuicio al partido y a sus expectativas. Se hará lo que corresponda para que no vuelva a suceder. Es un tema interno».

Tweets y ruedas de prensa

Lo cierto es que las diferencias entre grupo municipal y candidatura (y partido) empezaron ya a finales del pasado mes de diciembre, cuando en una entrevista con el Diari, Albert Abelló hizo pública su intención de presentarse como candidato en detrimento de Forns y prescindir de los políticos en activo. «No quiero a ningún miembro del grupo municipal», aseguró el entonces presidente de la Cambra.

Estas manifestaciones comportaron un importante malestar entre el sector más vinculado a la anterior candidata, hasta el punto de que Victòria Forns forzó la celebración de las primeras elecciones primarias que se llevaron a cabo en la ciudad para escoger a un candidato a la alcaldía. Durante el proceso previo a la convocatoria, la cúpula del partido (especialmente Josep Rull y Lluís Corominas) presionó a Forns para evitar las votaciones, un extremo que finalmente se llevó a cabo el pasado 19 de enero.

Posteriormente, los representantes del sector más cercano a Forns evitaron aparecer en ningún acto público de apoyo al nuevo alcaldable. En este sentido, la dirección local y nacional critican algunos escritos en las redes sociales (especialmente de Maribel Rubio), así como la presencia del edil Xavier Quintana en la rueda de prensa del equipo de gobierno tras las críticas realizadas por Abelló por una supuesta paralización de las obras del Mercat.

Según los responsables de la cúpula del partido nacionalista, los ediles del grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento –así como otros militantes– habrían incurrido en una falta determinada como «muy grave» en los estatutos del partido.

Así se lo hicieron saber la pasada semana en una reunión de la federación del partido del Camp de Tarragona. Concretamente, el artículo 84.a indica que es motivo de expediente «la negación pública y explícita de los objetivos y finalidades del partido», mientras que en el 84.b se prohíbe «el apoyo explícito y/o público a una lista electoral que pugne con Convergència».

Sin embargo, el punto que más se podría aplicar en el supuesto de los ediles sería la prohibición de «realizar manifestaciones públicas que causen un grave perjuicio al partido», así como «las declaraciones públicas que vayan en contra de los candidatos de Convergència».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También