Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cadena humana en Tarragona contra el proyecto urbanístico de la Budellera

La movilización tendrá lugar el sábado 14 de abril a las 12 horas y buscará unir la Plaça de la Font con la Catedral

Núria Riu

Whatsapp
La cadena humana quiere unir la Plaça de la Font con la Catedral en el Pla de la Seu.

La cadena humana quiere unir la Plaça de la Font con la Catedral en el Pla de la Seu.

Las entidades contrarias a la macrourbanización de la Budellera están ultimando la movilización que tendrá lugar este sábado día 14 de abril, a partir de las 12 horas. Consistirá en una cadena humana que se ha fijado como reto unir la Plaça de la Font con la Catedral.

El acto quiere ser una muestra de rechazo al proyecto entre la Vall de l’Arrabassada y Boscos. Impulsado por el sector privado, éste sumará cerca de 4.000 viviendas, lo que ha despertado muestras de rechazo entre la ciudadanía. Los instigadores de este acto de movilización son las federaciones de asociaciones de vecinos de la ciudad, además de organizaciones ambientales, que defienden un modelo urbano «más cohesionado», en el que se apueste por «rescatar» el centro de la ciudad. 

Los contrarios a esta inversión aseguran que este proyecto urbanístico «fue diseñado en los tiempos del ladrillo, cuando el crecimiento no tenía quien lo detuviera». Argumentan que «no se aprecia suficiente sensibilidad ambiental en el gobierno municipal de Tarragona para adaptarse a los nuevos tiempos».

Además, en la convocatoria que han presentado estos días denuncian que la administración local «tiene ansia de aprobar nuevos planes urbanísticos, antes de aprobarse la nueva Llei d’Urbanisme catalana o las nuevas directivas europeas que les obliguen a replantearse el proyecto».

El plan parcial de la Budellera, también conocido como el PP24, estaba previsto que se aprobase inicialmente a principios de este ejercicio. Pese a ello, el Ayuntamiento anunció que éste se suspendía temporalmente, durante un periodo de tres meses, para que los propietarios pudieran introducir nuevos cambios y evitar que este plan supere el trámite municipal, para luego no obtener luz verde por parte de la comisión de urbanismo.

Precisamente, esto ya es lo que pasó en la anterior ocasión, cuando se obligó a los impulsores a presentar una segunda versión de este plan parcial. Inicialmente, la cadena humana estaba prevista para el pasado mes de octubre, aunque el acto de movilización fue suspendido a raíz de la situación política en Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También