Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cala Romana: tranquilidad 100%

La Cala Romana ofrece un paisaje que combina playa y montaña. Los bañistas son fieles a ella y no encuentran nada parecido en toda Tarragona

Beatriz Sánchez Calvo

Whatsapp

Los casi 60 metros de largo que tiene esta cala de Tarragona transmiten una tranquilidad que los bañistas no encuentran en otras playas de la zona
Junto con otras calas del territorio, esta ha recibido el galardón de ‘Platges verges del litoral de Tarragona’ y es que en cuanto pisas su arena te das cuenta que es especial y su paisaje te transporta a un territorio que aparentemente parece desconocido.

Además, no se trata de una simple playa, la Cala Romana está rodeada por una zona de bosque donde combinar un día de playa con un pícnic o merienda a la sombra de los pinos resulta muy apetecible para los bañistas.Corin López ha llegado hoy junto con su pareja desde Madrid para pasar unos días de vacaciones y afirma que le ha parecido muy bonita y familiar, «es muy salvaje y agradable, aunque en los próximos días visitaremos las otras  playas de Tarragona», dice. 

Las mesas situadas en el pinar tienen unas vistas únicas. Foto: Lluís Milián

La Cala Romana cobra una especial notoriedad este año ya que algunas de las escenas del anuncio de Estrella Damm, protagonizado por uno de los personajes de la serie Juego de Tronos, se rodó aquí. Aún así, muchos de los visitantes de la cala desconocían este hecho y cuando se lo decimos se sienten unos privilegiados por estar en el escenario de uno de los anuncios más populares del verano. La socorrista de la Cala Romana destaca que la vigilancia aquí es uno de los puntos fuertes, ya que al tratarse de una playa tan pequeña puede tener toda la zona controlada. 

Los bañistas que acuden son de sitios variados, encontramos turistas extranjeros, del interior de España, vecinos de localidades próximas como Reus o Blanes y gente de Tarragona. Todos ellos escogen esta playa por su tranquilidad, aunque la mayoría de ellos echa en falta un chiringuito o similar. Mireia nos dice: «un chiringuito no vendría mal para poder tomarte un refresco o un helado con el calor que hace estos días...»

Leo, Rubén y Mireia vienen por primera vez desde Reus. Foto: Lluís Milián

Entre los bañistas se respira respeto, posiblemente porque ninguno quiere estropear esa tranquilidad que caracteriza a la Cala Romana. Algunos se toman un baño, otros se tumban en la toalla a leer un libro, los niños construyen castillos de arena o juegan a palas... y todo ello sin molestarse los unos a los otros.

Definitivamente esta pequeña playa situada entre la Platja Llarga y la Platja de la Savinosa, no tiene nada que ver con otras de Tarragona que en estas fechas suelen estar concurridas. En ella predomina la tranquilidad, probablemente el factor clave que todos buscamos cuando nos disponemos a disfrutar de un día de playa.

Lo cierto es que el nombre oficial de esta pequeña cala es Platja dels Capellans, pero popularmente ha adoptado el nombre de Cala Romana para la mayoría de los tarraconenses. Según alguno de los bañistas este nombre se le puso porque los religiosos de El Seminari de la Part Alta de Tarragona también escogían esta playa para bañarse y disfrutar de su paisaje, quizá por ser más íntima y pequeña que otras de esta zona. 

¿SU PUNTO DÉBIL? EL APARCAMIENTO Y LOS BAÑOS
Al tratarse de una playa tan pequeña el acceso a ella resulta bastante difícil, de hecho aparcar puede suponer toda una odisea. Los bañistas aseguran que para encontrar un sitio debes de tener mucha suerte. Eva y Valentino son de Salou y vienen a la Cala Romana, entre otras, desde hace muchos años. Hoy han escogido esta playa porque han venido en moto, «si venimos en coche vamos a otra playa, porque en coche es muy complicado aparcar aquí», afirma Eva. Cuando les preguntamos que por qué vienen a las playas de Tarragona habiendo tantas en Salou y alrededores nos dicen que las de aquí son mucho más tranquilas y limpias que las de su zona y que por eso llevan años acudiendo a las playas tarraconenses. 

Esta pareja de Salou disfruta cada año de la Cala Romana. Foto: Lluís Milián

El lavabo también es un punto débil, además de haber sólo uno, este se sitúa fuera de la playa, concretamente en la zona del aparcamiento. Alguno de los bañistas dicen que, al no ver ningún baño en lo que es el perímetro de la playa pensaban que la cala prescindía de este servicio. Otros afirman que, al estar tan lejos de lo que es la playa, no hacen uso de él. 

ALBERT BELLIDO
"Vengo cada año a partir de mayo" Albert viene a la Cala Romana con sus amigos desde hace 3 años. Para él la tranquilidad es algo primordial y por eso esta playa está entre sus favoritas.
NOELIA ARJONA
"Siempre vengo a la Cala Romana entre semana" Noelia explica que la playa ha ido mejorando con los años. Hace poco han puesto papeleras, que hasta el momento no había y considera algo importante. Pero señala que echa en falta un chiringuito
ISMAEL GONZÁLEZ
"Es una playa muy tranquila y familiar" Ismael es de Tarragona y acude a la Cala Romana desde hace años. Para él esta playa es la mejor de la zona y por eso siempre viene. Aunque destaca que hace unos años era aún más tranquila que ahora.

Temas

Comentarios

Lea También