Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Caminata por una buena causa

La 21ª edición de la Marxa de la Solidaritat de Mans Unides contó con la participación de unos 700 alumnos con el objetivo de recaudar fondos para construir un centro educativo en Benín
Whatsapp
Numerosos estudiantes de secundaria recorrieron los 15 kilómetros para reunir fondos para la construcción de un colegio en Benín.  Foto: Pere Ferré

Numerosos estudiantes de secundaria recorrieron los 15 kilómetros para reunir fondos para la construcción de un colegio en Benín. Foto: Pere Ferré

Calzado de deporte, pantalones cómodos, sonrisas en la cara y muchas ganas de caminar por una buena causa. Con estos atributos se presentaron ayer en el Auditori del Camp de Mart unos 700 alumnos de diez institutos de Tarragona que participaron en la 21ª edición de la Marxa de la Solidaritat de Mans Unides. «Esta actividad para mí significa poder ayudar a los que no tienen tantos recursos como nosotros. Me siento muy orgullosa de poder hacerlo», explica Claudia, estudiante de secundaria, mientras se preparaba para dirigirse al punto de salida con sus amigas.

El dinero recaudado por la iniciativa solidaria este año se destinará a la construcción y equipación de un módulo de cuatro aulas y un laboratorio en Borgou, en la República de Benín. Ésta es una zona muy pobre donde gran parte de la población se gana la vida en el sector primario y la mayoría de niños no puede cursar la educación secundaria, ya que el Gobierno sólo paga una parte de ésta y los padres no tienen medios para costear los gastos que no quedan cubiertos.

Teresa Feliu, presidenta de Mans Unides de Tarragona, afirma que «este proyecto es muy positivo para los adolescentes que participan en la marcha, ya que les ayuda a conocer otras realidades de jóvenes que no tienen las mismas oportunidades que ellos». El coste total de este proyecto es de 44.924 euros y beneficiará a un total de mil alumnos.

La marcha, que consistió en una caminata de 15 kilómetros por los alrededores de Tarragona, se inició en el Camp de Mart con un ambiente muy festivo, ya que los niños se mostraron muy satisfechos de poder aportar su granito de arena. Ellos mismos han sido los encargados de buscar patrocinadores, que han hecho una aportación económica por cada kilómetro recorrido. Aunque entre los más frecuentes encontramos los familiares y amigos de los participantes, algunos estudiantes también han conseguido otras colaboraciones, como las de restaurantes, tiendas, vecinos y profesores de tenis.

El frío y el viento también quisieron estar presentes en la jornada de ayer, aunque esto no fue un impedimento para los estudiantes que participaron en la marcha, acreditados por un carnet que tuvieron que sellar antes de empezar. El hecho de que ésta sea la edición número 21 del acto solidario corrobora la buena acogida que tiene entre los colegios e institutos de la ciudad. «Es un éxito que una actividad continúe en el tiempo tantos años y es muy positivo que sean los centros educativos los que escojan el proyecto e incentiven esta iniciativa», afirma la presidenta de Mans Unides, Teresa Feliu.

El año pasado la actividad recaudó más de 4.600 euros con las aportaciones que consiguieron los alumnos de doce centros de la ciudad. Este año se prevé que la cifra pueda ser un poco inferior, ya que participan dos institutos menos que en la anterior edición, aunque Feliu asegura que «la recaudación también depende de la motivación de los alumnos». El recorrido por los alrededores de Tarragona finalizó en la Plaça de la Font, donde el colegio Sant Domènech de Guzmán leyó el manifiesto final.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También